March Gestión reorganiza su gama de perfilados con un nuevo lanzamiento


March Gestión reorganiza su gama de perfilados. Si hasta el momento existían March Cartera Modera y March Cartera Decidida, estos dos nuevos pasan a denominarse March Cartera Conservadora y March Cartera Moderada, y registran un nuevo fondo llamado March Cartera Decidida. De esta manera, la gestora pasa de ofrecer dos perfiles de riesgo a tres, dirigiéndose el reciente lanzamiento a inversores con una aversión al riesgo mayor.

Al igual que los dos perfiles de riesgo menores, este nuevo fondo invertirá entre un 50% y la totalidad de la cartera en IIC financieras armonizadas o no, con un límite máximo del 30% en las no armonizadas. La gestión toma como referencia para la renta variable al comportamiento del Ibex 35 en un 50% y al del Eurostoxx50 en el restante, mientras que para la renta fija, el Euribor a un año.

En cuanto a su distribución entre renta variable y renta fija, invertirá directamente o a través de IIC desde un 25% como mínimo y hasta la totalidad en renta variable y el resto en renta fija tanto soberana como corporativa (incluye también depósitos o instrumentos monetarios).

El porcentaje de exposición es uno de los cambios principales respecto a March Cartera Conservadora y Moderada, ya que en el perfil de riesgo menor no tendrá más de un 25% en activos de bolsa y en el de termino medio, estará entre el 0% y el 40%.

Además, se diferencia con los anteriores por el objetivo de volatilidad anual no garantizada marcado, no superando el nuevo el 25%, a diferencia del perfil moderado que será inferior al 10% y al conservador, que busca no estar por encima del 3%.

Otro de los factores diferentes respecto a los dos antiguos está en que el decido no existe predeterminación en cuanto al tipo de activos en los que invierte tanto de renta variable como de renta fija. En la cartera conservadora, la renta variable debe ser mayoritariamente de mercados europeos y de alta capitalización bursátil, aunque no se descartan compañías pequeñas y medianas si los fundamentos fueran solidos. Asimismo se contempla en la moderada, salvo que no se descartan minoritariamente los emergentes.

En cuanto a la renta fija, tanto en la conservadora como en la moderada, la calidad crediticia de las emisiones en la conservadora y moderada tiene que ser alta o media (de A- hasta BBB-), o si fuera inferior, igual al rating de España. Aunque también se considera la posibilidad de invertir puntualmente en bonos de alto rendimiento o emergente, en el caso de la conservadora, hasta un 10% según su folleto informativo.

Por último el riesgo divisa, el documento legal del nuevo fondo registrado en la CNMV, lo sitúa entre el 0 y el 50% de la exposición total. Por tanto, está por encima de los otros dos, ya que en el caso de la cartera conservadora no debe superar el 30% y en la moderada, podrá superarlo si se tiene en cuenta la suma de inversiones en emisiones de renta variable fuera de la zona euro, eso sí, el riesgo divisa será inferior al 30% de la exposición total.

March Cartera Conservadora y Moderada en cifras

Con sus anteriores denominaciones, los dos fondos habían logrado alcanzar a finales de septiembre más de 20 millones de euros de patrimonio, según cifras de Inverco. Solo en septiembre, fueron capaces de generar tres millones de entradas netas de participes, una cifra importante considerando el volumen total que tienen.

Respecto a sus resultados, el fondo de fondos para un perfil conservador lleva un 4% en el 2013 y un 2,71% en el periodo de tres años anualizado, mientras que el moderado, ha obtenido un 5,45% y un 2,84% en las mismas fechas.

 

Empresas

Lo más leído