March Gestión de Fondos apuesta por la deuda española


Desde principios de año, la renta variable ha sido la clase de activo recomendada por March Gestión de Fondos, dada la relación rentabilidad/riesgo frente a los bonos y la tesorería. Durante la últimas semanas, la fuerte corrección de los mercados bursátiles ha llevado a terreno negativo a los principales índices pero la gestora confía en que se produzca una recuperación. “Si lo sucedido en las últimas semanas puede definirse como una sobre-reacción a la nueva información disponible, lo lógico es que poco a poco se vaya recobrando la normalidad y la presión de los mercados termine favoreciendo los cambios necesarios para fortalecer la recuperación”, comenta en su último informe sobre estrategia el gestor de fondos José Luis Jiménez.

En consecuencia, la entidad ha aprovechado los fuertes descensos para incrementar las posiciones en sus fondos de renta variable. Entre los cambios realizados en las últimas semanas ante los movimientos de los mercados, la gestora ha reducido la exposición a March Dividendo Selección, tras su buen comportamiento relativo a lo largo del año, sustituyendo la inversión por March Europa Bolsa. Con todo, ha mantenido la apuesta por los mercados emergentes a través de March NEW y también ha mantenido la ausencia de inversión en bolsa española. Por regiones, además de emergentes, March Gestión es positiva con EEUU y neutral con Europa –incluida España-, Japón y Europa emergente.

Los ajustes también se han hecho en los fondos de renta fija, en los que se ha incrementado el peso, a través del Fonmarch –a través del cual se obtiene una alta exposición a deuda española, activo en el que la gestora es positiva a pesar de su posición negativa con la deuda pública de otros países y neutral con respecto a la deuda emergente- y del March Renta Fija Privada, que ha funcionado como activo refugio. La gestora es neutral con respecto a los bonos corporativos y al efectivo.

El resto de la cartera se mantiene en fondos de baja volatilidad, destacando March Patrimonio Defensivo y March Dinero.

Se trata de cambios poco significativos, pues en un contexto en el que las medidas implantadas para favorecer la recuperación pueden llevar cierto tiempo y la dificultad de su implantación puede dar lugar a nuevos sobresaltos, creen que debe prevalecer la máxima de San Ignacio de Loyola: “En tiempo de desolación nunca hacer  mudanza”, pues como la evidencia empírica ha demostrado, dada la elevada volatilidad es muy difícil elegir el “momento” de mercado para entrar o salir.

Consulte el informe completo en el siguiente link.

 

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído