MAN GLG considera que el apetito del inversor por el riesgo sigue débil


Los hedge funds consiguieron ganancias durante el amplio repunte del mercado de febrero y ante la ausencia de hechos macroeconómicos significativos. El índice HFRI Fund of Funds Composite subió un 2,2% en el mes y acumula un 5,0% desde el 1 de enero de 2012 hasta el 29 de febrero. Así lo refleja el Hedge Fund Overview, informe mensual de Man GLG que analiza el sector de inversiones alternativas haciendo uso de diversas fuentes de datos.  

 

Según el informe, los gestores equity-hedged fueron los que mejores resultados obtuvieron, ya que el descenso de las correlaciones específicas entre valores contribuyó a la generación de alfa por los seleccionadores de títulos. Los gestores de futuros gestionados con sesgo de seguimiento de tendencias a largo plazo también progresaron debido a que la alta exposición a renta variable y energía favoreció la rentabilidad.  

 

Asimismo, los movimientos alcistas de estas clases de activos respaldaron el estilo global macro, mientras que los gestores de relative value y event-driven también registraron ganancias gracias al repunte de los mercados de crédito. “El entorno de mercado fue favorable y la mejora del sentimiento contribuyó a las ganancias de la renta variable mundial”, aseguran.  

 

El índice MSCI World subió un 4,7% a lo largo del mes. En líneas generales, los precios de las materias primas también subieron: el índice S&P GSCI ganó un 6,1% gracias a la fuerte subida del 10,5% del crudo Brent. Sin embargo, los rendimientos de los bonos cayeron cuando los inversores canjearon activos refugio por activos de riesgo.  

 

Michelle McCloskey, directora de análisis de hedge funds de Man, considera que “los hedge funds han comenzado bien el año y han participado del repunte general del mercado gracias a la selección de títulos de calidad y la exposición a mercados de materias primas clave”. Sin embargo, McCloskey cree que “el apetito por el riesgo sigue débil y consideramos que este posicionamiento se mantendrá hasta que un hecho macroeconómico o político active un cambio en el entorno del mercado.”  

 

Kyril Saxe- Coburg, director general de Man GLG para España y Portugal afirma que “los dos primeros meses del año han sido muy positivos para todos los estilos de gestión alternativa, tanto por beta como por alfa. Pensamos que a partir de estos niveles el inversor se beneficiará más por alfa que por beta".

 

Estrategias equity hedged.

 

El índice HFRI Equity Hedge subió un 3% en febrero en gran parte gracias al repunte mundial de la renta variable. Con esto, las ganancias de los dos primeros meses de 2012 ascendieron al 6,9%. El descenso de la volatilidad del mercado de renta variable, reflejado en una caída del índice CBOE VIX del -5,2%, alentó a los inversores, aunque persistió la gran dispersión de resultados entre los gestores seguidos por Man, cuya rentabilidad osciló entre el 5,5% y el -6,5%.  

 

Managed futures y global macro.

 

Los gestores de futuros gestionados experimentaron otro mes positivo en febrero con una subida del índice HFRI Systematic Diversified del 1,0%. En general, los seguidores de tendencias a largo plazo salieron mejor parados que los operadores a corto plazo, ya que la rentabilidad de los gestores osciló entre el 7,8% y el -3,0%. Se vieron recompensados los gestores con grandes asignaciones a renta variable y sesgo de posiciones largas en materias primas –especialmente, de energía–, mientras que las posiciones largas en bonos les perjudicaron levemente.  

 

El estilo global macro también tuvo una evolución positiva y el índice HFRI Macro subió un 1,0% en febrero. El entorno de riesgo activo y la mejora de la liquidez beneficiaron a los gestores centrados en mercados emergentes. La reducción del temor a un impago de deuda griega también contribuyó a la confianza, mientras que los riesgos políticos en Oriente Medio respaldaron las subidas de precios en los mercados de energía.  

 

Valor relativo y event-driven.

 

Los gestores de valor relativo mantuvieron su buena forma en febrero y el índice HFRI Relative Value ganó un 1,8% gracias a la contracción de los diferenciales de crédito, la tendencia alcista de la renta variable y la mejora de la liquidez. Los arbitrajistas de renta fija operaron en torno a la relajación de la política de los bancos centrales, mientras que los arbitrajistas de bonos convertibles anunciaron un aumento de las compras directas que provocó una subida del índice Barclays Capital Global Convertibles del 2,5%.  

 

Los gestores event-driven también disfrutaron de un mes positivo, ya que el índice HFRI Event Driven subió un 1,9%. Todas las subestrategias registraron resultados positivos. En concreto, la solidez de los mercados de crédito favoreció a los gestores de deuda distressed, mientras que la contracción de los diferenciales en la actividad corporativa de fusiones y adquisiciones mejoró los resultados de los arbitrajistas de fusiones.

Noticias relacionadas

Lo más leído