Malta suprime los fondos no armonizados y se suma a la moda de los FIA sin autorización


El mercado de La Valleta está inmerso en la reorganización de los diferentes fondos de inversión que en la actualidad ofrece. Según ha anunciado en una Circular del pasado 26 de mayo, a partir del próximo 3 de junio, la autoridad de servicios financieros de Malta (MFSA) dejará de aceptar las solicitudes de autorización para varias categorías de productos que dejarán de existir: los fondos no armonizados para minoristas (Non-UCITS Retail Schemes), los PIF (Professional Investor Fund) destinados a inversores experimentados y a inversores extraordinarios, y los fondos alternativos (FIA) también para inversores experimentados y extraordinarios. De esta forma, los famosos PIF malteses y los FIA para profesionales sólo serán ahora aptos para el inversor cualificado, una categoría que, además, recibe una nueva definición. Malta reduce así su oferta para pasar de los once esquemas actuales a cinco. En este proceso, la isla también apuesta por la supresión paulatina de los fondos no armonizados extranjeros para minoristas, que deberán adaptarse al régimen nacional de colocación de activos antes de fin de año. Al tiempo, crea un nuevo tipo de producto, el NAIF (Notified AIF) en línea con los ICAV irlandeses y los RAIF luxemburgueses (aún pendientes de aprobación).

En la actualidad, los minoristas pueden elegir en Malta entre los UCITS, los non-UCITS, los non-UCITS extranjeros y los alternativos. Por otro lado, los profesionales pueden elegir entre PIF y FIA y, dentro de estos, productos diferentes en función del tipo de inversor (experimentado, profesional, cualificado y extraordinario). Todo esto se reunifica y se fijan tres grandes esquemas para la inversión colectiva: el destinado a minoristas, que sólo tendrá fondos armonizados y fondos alternativos; los PIF, que sólo serán para inversores cualificados; y los productos alternativos para inversores cualificados y que incluye los nuevos NAIF.

Respecto a los fondos no armonizados, aunque no se acepten nuevas autorizaciones a partir de junio, los que estén activos sí podrán seguir operando igual que hasta ahora. No ocurrirá lo mismo con los no armonizados extranjeros. La MFSA ya les está comunicando que deberán adaptarse y cumplir con el Régimen Nacional de Inversión Privada (NPPR) de Malta hasta final de año, momento en el que la autoridad financiera confía en ya se haya eliminado por completo este régimen. 

Inversor cualificado y NAIF

A partir de ahora el término Qualifying Investor será la única categoría para denominar al inversor profesional y los requisitos que debe reunir serán comunes para acceder a los tres productos que le están destinados: los PIF (uno de los esquemas más populares de Malta), los FIA y los nuevos NAIF. En síntesis, el cambio principal consiste en que la inversión mínima pasa de los 75.000 euros actuales hasta los 100.000 euros. En cuanto al nuevo fondo alternativo que en breve pondrá en marcha Malta, el Notified Alternative Investment Funds (NAIF), está en línea con el camino iniciado por Irlanda con sus ICAV y que después ha seguido Luxemburgo con los RAIF (aún pendiente de su aprobación definitiva tras el informe negativo que en marzo emitió el Consejo de Estado). Se trata de un fondo de inversión alternativo cuya notificación a la MFSA bastará para que ya sea considerado como un NAIF y esté listo para comercializarse sin someterse ni autorización ni a vigilancia. Una sus ventajas será la rapidez de su puesta en marcha, que se espera que sea a los 10 días de haberse efectuado la notificación a la MFSA.

Lo más leído