M&G: los datos en EEUU decepcionan: ¿quién apuesta por un QE3?


"El último mes ha sido un show terrible para la mayor economía del mundo y las cosas están empeorando a tenor de los datos conocidos la última semana”, según el comentario de Michael Riddell, gestor de renta fija de M&G Investments titulado “US economic data is falling off a Cliff” (los datos económicos en EEUU están cayendo por el acantilado). Para el experto, parece que cada una de las cifras sobre la salud económica del país ha decepcionado recientemente y eso le lleva a concluir si será necesario que la Fed adopte una tercera ronda de relajación monetaria.

En primer lugar, los precios de las casas han caído más del 5% con respecto al año pasado, las ventas de viviendas pendientes se han colapsado y las de casas existentes han decepcionado, mientras la tendencia de mejora en el empleo ha retrocedido y el crecimiento del PIB en el primer trimestre no ha sido revisado al alza hasta el 0,4% como se preveía. Además, los pedidos de bienes duraderos bajaron y las encuestas manufactureras de la Fed de Philadelphia, Richmond y Chicago decepcionaron. Y eso sólo la semana pasada.

El experto explica que la ristra de datos peores de lo esperado se reflejan en el índice de Sorpresas Económicas de Citigroup para EEUU: una lectura por encima de cero refleja sorpresas positivas y por debajo, negativas. El fuerte cambio de territorio positivo a principios de este año a negativo es casi tan fuerte como el colapso de los datos económicos que comenzó en octubre de 2008, según el gestor.

Riddel explica que, teniendo en cuenta que la correlación de este índice de sorpresas con las rentabilidades del Tesoro a 10 años es muy alta, la lección es que “cualesquiera que sean tus perspectivas macro largoplacistas con respecto a la hiperinflación o la deflación o el riesgo de default en EEUU -y no niego que nada de esto sea posible-, la realidad es que si quieres tener una visión sobre los precios de los bonos gubernamentales, lo mejor que puedes hacer es mirar los datos económicos para ver lo que está pasando”. Y ahora mismo, afirma, las cifras sugieren que a pesar de lo escaso que un 3% es para los Tesoros a 10 años, la rentabilidad debería ser incluso menor. “Has de preguntarte en qué punto las señales para entrar en activos de riesgo empiezan a encenderse también”, comenta. “¿Alguien apuesta por un QE?”, apostilla.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído