M&G Global Basics


Los países emergentes van camino de convertirse en los grandes motores de la economía mundial. El fuerte crecimiento económico registrado por estos mercados en la última década y el florecimiento de una nueva clase media favorecen el alza del consumo de todo tipo de bienes (productos básicos, materias primas, bienes de lujo, etc.). Así lo han visto las grandes multinacionales productoras de materias primas o de bienes de consumo de primera necesidad, cuyas cuentas de resultados dependen cada día en mayor porcentaje de la demanda que les llega de los países emergentes.

Los inversores que quieran aprovecharse de ese desarrollo y crecimiento de los países emergentes, pero no quieran estar expuestos directamente a la volatilidad de sus mercados bursátiles, pueden hacerlo a través del fondo de renta variable internacional M&G Global Basics, producto gestionado por la entidad británica M&G Investments. Este fondo, que cuenta con más de 6.500 millones de euros bajo gestión, permite tener exposición a los mercados emergentes a través de acciones de compañías situadas en países desarrollados, principalmente Australia, Estados Unidos y Reino Unido. Tal es el caso de la petrolera y gasista británica Tullow Oil o la multinacional norteamericana Colgate-Palmolive.

A la hora de seleccionar los valores (acciones) que van a formar parte de la cartera del fondo, sus gestores (Graham French y Randeep Somel) se basan en el análisis “Bottom-up” (análisis que parte del estudio individual de una compañía y continúa con el análisis del impacto que la situación económica imperante en cada momento puede tener en la evolución de esa empresa). Para los gestores del fondo es imprescindible identificar tendencias y anomalías –como pueden ser cambios estructurales en la economía o el comportamiento de los consumidores– que pueden tener un impacto a largo plazo en el desarrollo de productos y su comercialización.

Se trata de una gestión puramente “stock picking” (selección del valor), de apuestas por parte de los gestores, que da lugar a una cartera totalmente invertida y muy concentrada (actualmente 62 posiciones). Una vez elegida una compañía, la idea es mantener esa posición en cartera a largo plazo (entre 3 y 5 años, si no más). Lo cual no impide que se realice una gestión activa de la cartera como lo demuestra el hecho de que en los doce últimos meses la rotación de la cartera fuera del 47,4% a 12 meses.

Graham French cuenta con más de 22 años de experiencia y gestiona el fondo desde su puesta en marcha en el año 2000. Randeep Somel lleva 8 años gestionando carteras, de los cuales 6 los ha desarrollado en M&G Investments. Ambos cuentan con el apoyo del equipo de análisis de la entidad, así como de un equipo de especialistas de la inversión y de herramientas en las que se apoyan a la hora de construir la cartera y aplicar el control de riesgos (Advanced Portfolio Technology; Citrigroup Macro Model, Cash Flow Return On Investment –método de análisis desarrollado por Credit Suisse y conocido por sus siglas CFROI–).

En sus once años de vida, el fondo sólo ha cerrado dos ejercicios en negativo: 2008 y 2011. Desde su lanzamiento, acumula una rentabilidad positiva del +121,8%, superando ampliamente al rendimiento conseguido en ese mismo periodo por el índice MSCI World Eur (-36,06%). Por último, señalar que el fondo no cubre riesgo divisa a euros.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído