M&G: “El mercado es ineficiente porque tiende a juzgar negativamente las reestructuraciones”


“Somos afortunados de estar viendo todos los cambios que se avecinan para los próximos 20 años”, declaraba la semana pasada en el foro de renta variable de M&G Investments Aled Smith, gestor del fondo M&G Global Leaders. Porque para Smith, el estudio del cambio es la piedra angular de su proceso de selección de valores: “Buscamos cómo hacer dinero del cambio”. En concreto, el gestor busca el retorno positivo que se obtiene de restar el riesgo conseguido al riesgo esperado. “Lo único que sabemos en 2014 es que las cosas van a ir a mejor”, continúa Smith. “Lo que necesitamos es una recuperación, porque así la gente puede empezar a pensar a cinco o diez años vista”, añade. El experto muestra tanto convencimiento en lo que hace que no duda en asegurar que en 2012 invirtió todos sus ahorros y los de su familia en este fondo.

Una de las partes del trabajo de Smith consiste en identificar compañías en procesos de reestructuración. “Hay que entender bien las partes constituyentes del valor de la compañía. El mercado tiende a juzgar negativamente los componentes de reestructuración, es ineficiente en sus valoraciones”. La cuestión está en separar aquellas compañías en problemas con posibilidades de volver al buen camino y generar valor para el accionista de aquellas otras que pueden zozobrar como consecuencia de la incapacidad de tomar decisiones. El gestor pone como ejemplos a Kodak y Fujifilm: aunque las dos comenzaron en el mismo negocio, la primera fue incapaz de adaptarse a la evolución de las tecnologías aplicadas a la imagen, mientras que la segunda sí consiguió reorientar su modelo de negocio.

El gestor de M&G argumenta que una de las claves para conseguir esta separación es que ellos son expertos “en modelos de negocio y cultura empresarial, no en ventas”. De esta forma, entre las 10 principales posiciones del fondo se pueden encontrar nombres como la ya citada Fujifilm, Harley Davidson, Microsoft, Roche, General Electric o Nomura Research Institute.

Una de las premisas que expuso Smith en su intervención dentro del foro de renta variable de M&G fue que el ratio de PER de Shiller lleva sin funcionar desde 1989. La razón, para él, es que “las compañías se han vuelto más eficientes y hoy realizan distinta gestión”. “Hoy el poder no está en poseer infraestructuras, sino en la información”, añade. Smith expone que el incremento del capital de las compañías les ha llevado a generar menores retornos, lo que a su vez se traduce en un PER más elevado. Esto le lleva a afirmar que la cifra que se debería tomar como referencia para establecer si una compañía es cara o barata serían las 25 veces.

El gestor insiste mucho en el papel creciente que desempeñará la tecnología sobre la economía y la cultura empresarial en el futuro, hasta el punto de afirmar que está a punto de comenzar una era de capitalismo digital. “Va a haber enormes ganadores y perdedores debido a la alteración de la tecnología y la información”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído