M&G cumple 6 años en España con el objetivo de colocarse entre las 5 mayores gestoras


M&G Investments cumple seis años en España con un patrimonio gestionado de 1.200 millones de euros, el 60% en activos de renta fija y el 30% en renta variable. Su deseo: seguir creciendo hasta convertirse en una de las cinco gestoras internacionales más importantes del país ofreciendo a los inversores una gama de 27 fondos de los cuáles el 85% se mantienen en el primer o segundo cuartil, tal y como asegura Ignacio Rodríguez Añino, director de ventas para España y Portugal. “Seguir creciendo en España es posible; tenemos recorrido alcista”, afirma.

 

Rodríguez Añino pone como ejemplo 2011, año en el que M&G Investments registró en España entradas netas positivas. En su opinión, “el éxito que ha cosechado la firma durante estos seis años es contar con una oferta de productos que, a pesar de ser relativamente comprimida, está diseñada específicamente para generar alfa”. "No son fondos –asegura Añino- que abramos y cerramos en función de las modas, sino productos consistentes en los que los intereses de los clientes y los de la gestora permanecen alineados".

 

Esto resulta especialmente importante teniendo en cuenta que, según el responsable de ventas de M&G Investments para España, “el inversor minorista, que actualmente representa la mitad de nuestros clientes, se está sofisticando”. En este sentido, Añino reconoce que el tipo de productos que demandan sus clientes ha ido variando desde su llegada a España. “Antes el inversor quería invertir en fondos de renta variable si bien, a medida que iba transcurriendo la crisis, la balanza comenzó a inclinarse hacia productos de renta fija”.

 

Tan es así que, actualmente, la renta fija ha pasado a convertirse en la clase de activo preferido por sus clientes. En este aspecto, Añino cree que M&G Investments tiene ventaja respecto a sus competidores. “Contamos con un equipo de análisis independiente propio, al margen de lo que dictan las agencias de calificación de riesgos, que nos permite localizar las compañías con una mejor calidad en la gestión y cuentan con unos flujos de caja más favorables”, indica. Tal y como reconoce, la apuesta de la gestora seguirá centrada este año en la inversión en bonos con grado de inversión y high yield.

 

Esto no significa, en su opinión, que la especialidad de la firma sea únicamente la inversión en bonos. “También somos especialistas en renta variable, un mercado en el que nuestros gestores tratan de apostar por todas aquellas compañías con unas buenas perspectivas de crecimiento o que ofrezcan una rentabilidad por dividendo atractiva, con la que el inversor se sienta cómodo. Todo ello con una vocación de largo plazo”. La filosofía de inversión es muy clara: saber elegir valores y evitar en la medida de lo posible rotaciones en la cartera. “De hecho, la media de permanencia de una empresa en nuestras carteras es de cuatro años”, revela.

 

En este sentido, Añino considera que las compañías de mayor solidez que sean capaces de incrementar el dividendo de una manera sostenible serán las más demandadas por los inversores. “La generación del baby boom de Estados Unidos se está jubilando y quiere productos de generación de rentas periódicas, que le ayuden a complementar su pensión”. De acuerdo con sus previsiones, esto también se verá en España. “La ampliación de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años y la ampliación del cómputo de las pensiones de 15 a 20 años supone una reducción de la pensión del 20%. Y si esto se amplía, el recorte será aún mayor”, asevera.

 

Añino considera que este es un buen momento para ampliar posiciones en renta variable ya que, aunque las incertidumbres macroeconómicas persisten, las empresas están en una mejor posición que tarde o temprano tendrá que reflejarse en las valoraciones . “La bolsa está muy barata en términos de fundamentales, sobre todo en lo que respecta a las acciones europeas y emergentes”. No obstante, -matiza- el hecho de que los precios sean los más atractivos que hayamos visto en las últimas décadas, no quiere decir que todo valga. “La selección de valores es fundamental”, señala.

 

El director de ventas para España y Portugal de M&G Investments considera que la industria de fondos en España tiene un amplio margen de crecimiento. “El cambio del ahorrador al inversor debería favorecer a la industria”. En este sentido, Añino entiende que al país le conviene tener una industria de fondos más potente, ya que ello sería bueno tanto para la economía, la deuda y la financiación de las empresas. “Hay sitio de sobra para el sector”. Del mismo modo, los cambios fiscales introducidos por el Gobierno deberían favorecer al desarrollo de la industria, señala.

 

Por el momento, Añino reconoce que la intención de la firma es seguir expandiendo su negocio, sobre todo tras la apertura de oficina en Singapur, desde donde se busca tener una visión global de la región. “La crisis no ha evitado que sigamos con nuestros planes de crecimiento a nivel internacional”. Corea y Hong Kong, los mercados de mayor tamaño de la zona, podrían figurar también entre sus planes. “Cuando hacemos una apuesta por un país adquirimos un compromiso de permanencia”, asegura. En Reino Unido, donde la gestora tiene su sede, la firma ha logrado convertirse en el líder por ventas brutas y netas a nivel retail.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído