Tags: Gestores |

M&G American: Uno de los sólidos en la gestión de acciones USA


Todo inversor que desee tener una cartera de acciones diversificada ha de plantearse dedicar una parte de la misma a la bolsa estadounidense. Es enorme (inabarcable, diríamos nosotros) el universo de fondos de renta variable USA y difícil destacar uno sobre los otros, pero en esta ardua tarea traemos a este rincón de análisis de fondos el M&G American Fund.

Se trata de un fondo de renta variable (siempre invertido al 100%) muy diversificado por los diferentes segmentos del mercado de EE.UU. El gestor del fondo lleva a cabo un proceso de inversión muy disciplinado, con un claro sesgo hacia Valor. Al mismo tiempo, su enfoque es activo y claramente definido, centrado exclusivamente en la selección de valores individuales, gracias a un análisis fundamental de las empresas. Ellos mismos definen su gestión como “Focus on bottom-up stock selection”. Es decir, no se impone una visión macroeconómica en las selecciones sectoriales y no se hace referencia a ningún índice comparativo durante el proceso de selección de valores, ya que están convencidos de que sólo el profundo conocimiento de los valores les permite tener la convicción de los que deben estar y los que no.

La estrategia de inversión del fondo es, únicamente, seleccionar los mejores valores de todos los sectores, ámbitos y fases del ciclo de vida empresarial (crecimiento, debilitación, madurez y recuperación). El gestor del fondo identifica las empresas candidatas utilizando un proceso exhaustivo de investigación y toda la experiencia de M&G en la gestión de fondos. Después elegirá una selección de estas empresas para formar la cartera, siguiendo un proceso de gestión de riesgos diseñado para garantizar una diversificación y una posición de riesgo adecuadas. La responsabilidad del análisis de estas compañías es una tarea que comparten todos los miembros del equipo de gestión.

Es precisamente la selección de valores el componente más importante del riesgo global de la cartera.

El objetivo del fondo es batir al S&P 500, su índice de referencia. Su estrategia para hacerlo consiste en tomar decisiones a nivel de compañías, ya que a nivel sectorial mantienen un sesgo prácticamente neutral, sin separarse excesivamente de la composición de su benchmark. Su posicionamiento en cuanto a tamaño sí es claro. Se centran en el segmento de mid y small caps (14% de la cartera frente al 1.3% que este segmento pesa en el S&P 500). Mantienen una clara infraponderación de las grandes compañías en la cartera.

En un entorno tan complicado para la gestión como el que estamos viviendo, es fundamental defender los argumentos que nos hacen seguir confiando en la gestión activa.

¿Es el gestor capaz de aportar valor?

Los resultados de este fondo, que existe desde 1972, así lo avalan. Que batir a los índices con la que está cayendo, es difícil, no es ninguna novedad. Tan sólo hay que “equivocarse” en el posicionamiento sectorial, donde la dispersión entre los ganadores y los perdedores es abismal en 2009. Como señalábamos antes, el equipo de gestión del M&G American prefiere no dar grandes bandazos en cuanto a la composición sectorial y “jugársela” en los actores que configurarán la cartera.

En lo que llevamos de año, el fondo bate con claridad al S&P 500, aún en terreno negativo a la fecha de este artículo.

¿Cómo han sido capaces de obtener estos resultados?

Los gestores comentan que han destinado gran parte de sus energías en equilibrar calidad y valor. Para ello han sometido a todas las compañías en cartera (y a sus candidatas) a un exhaustivo análisis, que ha comprendido:

• La sensibilidad de las ventas de la compañía al entorno exterior

• El nivel de endeudamiento (tanto a corto como a largo plazo)

• La calidad a nivel general tanto de la compañía como de su equipo directivo.

Al mismo tiempo, han incorporado a la cartera acciones con niveles de valoración muy atractivos en sectores con visibilidad en resultados relativamente buena. Por último, han identificado dentro de la cartera un pequeño número de compañías a las que han calificado como deep value positions y en cuyos fundamentales a largo plazo confían ciegamente.

A lo largo de los años, también han demostrado su capacidad para dar algo más que los índices. Los “años perdidos” en bolsa no lo son tanto si en nuestro proceso de selección de fondos hemos dado con un buen gestor. Los resultados del fondo desde diciembre de 2003 mantienen la rentabilidad en terreno positivo, algo que no ha podido hacer su benchmark.

La cabeza de este equipo es Aled Smith, que se unió a M&G en diciembre del año 2000 como gestor del fondo Global Equity, tras 8 años de experiencia en JP Morgan. Su dedicación al M&G American Fund se remonta a diciembre de 2004.

Conclusión

En nuestra opinión, el fondo M&G American es un sólido exponente de los beneficios de la gestión activa, que busca superar a uno de los principales referentes de la evolución de la bolsa de Estados Unidos sin dar grandes bandazos respecto a la composición del índice.

Lo que más nos gusta de este fondo es su consistencia a lo largo del tiempo, tanto en momentos de euforia de los mercados como en los momentos tan complicados que hemos vivido, y no hace tanto.

Lo más leído