Lyxor y Marathon lanzan una estrategia long-only de deuda emergente


Lyxor Asset Management ha unido fuerzas con Marathon Asset Management para lanzar el Lyxor/Marathon Emerging Markets Bond Fund, una estrategia de deuda de mercados emergentes que adopta exclusivamente posiciones largas y que invierte principalmente en la deuda soberana, cuasi soberana y corporativa emergente denominada en dólares estadounidense.

El fondo emplea un enfoque de gestión activa en la construcción de la cartera. Según explica la gestora, “ofrece la oportunidad de capturar la beta de la clase de activo (definida por el índice JP Morgan EMBI Global Diversified), al tiempo que trata de generar alfa a través de la selección de crédito”. La estrategia del fondo se nutre de la competencia básica de Marathon que consiste en un exhaustivo análisis de crédito fundamental, lo que se complementa con un amplio conocimiento de la dinámica crediticia de los ME.

Marathon, entidad fundada en 1998 y con 15.500 millones de dólares en activos bajo gestión, es una gestora de crédito mundial con sede en Estados Unidos, que cuenta con equipos especializados en mercados emergentes, crédito corporativo mundial, crédito estructurado, sector inmobiliario y préstamos respaldados por activos. Desde la creación de Marathon, los mercados han sido uno de sus principales ámbitos de especialización.

Dado que los países emergentes sanearon sus finanzas públicas tras las crisis financieras sufridas a finales de los años 90, la clase de activos de deuda emergentes creció rápidamente y pasó a convertirse en una clase de activos convencional, cuentan en el comunicado. En la actualidad, representa más del 25% del mercado de renta fija. El volumen de deuda de los emergentes en moneda extranjera supera al del mercado de high yield estadounidense, al exceder el hito de 3 billones de dólares a principios de 2018. "Además, la clase de activos está cada vez más diversificada en términos de emisores, vencimientos y calificaciones crediticias”, aseguran. Este crecimiento está apuntalado por la mejora de los fundamentales de la mayor parte de los emisores, muchos de los cuales pueden, hoy en día, compararse fácilmente con las economías desarrolladas de tamaño mediano. En un contexto de rendimientos persistentemente reducidos y átono crecimiento en las economías maduras, la deuda de los emergentes ofrece una rentabilidad “diversificada y descorrelacionada con respecto a las inversiones de renta fija más tradicionales”.

Empresas

Lo más leído