Lyxor: "El arbitraje de fusiones y adquisiciones es una de las pocas estrategias que se benefician de las subidas de tipos"


Drew Figdor cuenta con una experiencia de 26 años como gestor de activos y presume de no haber tenido un año malo en los últimos 21. Lleva gestionando el mismo fondo desde 1993, un producto que se registró en 2012 en Europa bajo el nombre Lyxor/ Tiedemann Arbitrage Strategy Fund. Se trata de una versión adaptada al formato UCITS de la estrategia original de Tiedemann, una firma de gestión de activos pionera en el universo de hedge funds, al nacer en Estados Unidos en 1980. La  versión europea del fondo se distribuye en Europa a través de la plataforma de Lyxor AM y está gozando de gran aceptación entre los inversores institucionales (principalmente planes de pensiones), dado que ha captado 200 millones de dólares en año y medio. Fuentes de Lyxor explican que se ha detectado interés especial por este producto en España, Italia, Reino Unido y, curiosamente, en Suiza.

Se trata de un fondo con una estrategia pura de arbitraje en fusiones y  adquisiciones (M&A). No se obtiene rentabilidad a través de diferenciales aunque sí se opera con pares long/short e incluso posiciones largas en las dos partes del trato si se percibe que el desenlace de una OPA en concreto no está claro. "Es muy importante calcular los tiempos de la operación para saber qué compañía se va a revalorizar", observa el experto, que sólo invierte en renta variable y muy ocasionalmente en bonos convertibles, en función del acuerdo pactado. Desde su creación, el fondo ha entregado una rentabilidad de entre el 8% y el 16% anual. 

Figdor explica que en todas las operaciones se busca un catalizador y se fijan en la complejidad del trato, pues considera que esa complejidad esconde alfa. El cálculo del experto es que un arbitraje estándar puede generar un retorno del 5%; si se le añade complejidad a la operación, se puede generar un retorno de hasta el 8%. Asimismo, el experto explica que no se fijan en los fundamentales ni en si las valoraciones son caras o baratas, pero sí por ejemplo en las sinergias que se pueden obtener con el trato.

Para conseguir estos retornos, el gestor señala que una parte muy importante del proceso de selección de valores para la cartera son las reuniones con equipos directivos. Así,  en las últimas tres semanas se han desplazo miembros del equipo de Tiedemann a lugares como Sao Paulo (Brasil), Texas (Estados Unidos) o Canadá. Una vez que las empresas implicadas llegan a un acuerdo firme, se vende. "No nos quedamos en la acción porque haya valor", apostilla Figdor.

Dos son las noticias positivas que puede encontrarse el inversor con interés por el M&A este año. La primera, que se prevé un repunte en los movimientos corporativos "porque vienen de mínimos históricos y a medida que se está saliendo de la incertidumbre económica están apareciendo más apuestas oportunistas, de compañías que en realidad no quieren comprar" constata Figdor, que señala que en este proceso Europa lleva un retraso de unos dos años con respecto a Estados Unidos, donde detecta que las compañías están mucho más enfocadas al crecimiento de beneficios. Otra de las previsiones del experto es que el repunte del M&A "empiece desde el extranjero", es decir, con compañías de otros continentes adquiriendo compañías europeas. También ayuda el hecho de que abundan las empresas que han hecho los deberes durante la crisis, desapalancándose, y que ahora tengan una tesorería más que saneada, con dinero listo para gastar.

"Los directivos entienden que va a ser difícil conseguir crecimiento orgánico. En un entorno de tipos bajos y alta disponibilidad de concesión de crédito, los motores de crecimiento están ahí" explica Figdor. Éste piensa que las primas que se están pagando por adquisición están justamente valoradas.

La segunda buena noticia es que "el arbitraje de fusiones y adquisiciones es una de las pocas estrategias que se benefician de las subidas de tipos", continúa el experto. Su previsión es que, si los tipos de corto plazo se van al 4%, los diferenciales deberían irse al 8% ó 9%. "La perspectiva de que suban los tipos está provocando que los consejeros delegados adelanten sus adquisiciones", observa el experto, pues prefieren beneficiarse de que los préstamos aún se conceden con un tipo de interés bajo.

Cuidando del negocio

Según Figdor, los últimos años han sido provechosos para esta estrategia de arbitraje de fusiones y adquisiciones: “Nuestras estrategias tienen más oportunidades de generar ganancias a medida que los mercados se dislocan”. El gestor vuelve a apelar a su larga experiencia en el sector para hablar del comportamiento de los hedge funds en los últimos años: “Los controles de riesgo han funcionado. No creo que vuelva a suceder otro 2008, aquello fue Historia”, afirma rotundamente. “Habrá otros crash en el mercado, pero estaremos preparados para afrontarlos”, añade. El experto opina que las diferencias que plantea ahora la industria con respecto a hace seis años son estructurales y que han cambiado las necesidades de los inversores, que ahora demandan más productos con formato UCITS. 

Figdor trabaja en un equipo con otras 7 personas (analistas y traders) que están organizadas por producto y geografía y divididos según su experiencia sectorial. Al preguntarle qué cualidades demanda a la hora de contratar personal, el experto lo tiene claro: “Mucha gente viene con credenciales, pero yo lo que quiero es que trabajen lo más duro posible”. 

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído