Lyxor crea su primer Barómetro sobre ETF


En su primer barómetro sobre ETF, Lyxor arroja como primera conclusión que el 2013 ha sido un año fuerte para los fondos cotizados: el patrimonio de la firma francesa ha batido un máximo histórico de 287.000 millones de euros en fondos cotizados (ETF), con un incremento del 21%. Las suscripciones de fondos cotizados han estado dominada por las indexaciones a renta variable de países desarrollados, que han captado 16.700 millones. En cambio, los ETF que invierten en renta variable emergente y materias primas han sufrido los mayores reembolsos, de 3.700 y 5.500 millones respectivamente aunque es necesario precisar en el caso de los emergentes que el sufrimiento comenzó con el anuncio del ‘tapering’ y el resurgimiento de septiembre no fue suficiente para volver al terreno positivo. No han sido los únicos, puesto que los ETF monetarios también han sufrido salidas de capital (2.100 millones), aunque se han visto compensadas en parte por las suscripciones (1.400 millones). 

Otra de las conclusiones del Barómetro de Lyxor es que la esperada gran rotación no se ha producido, dado que las captaciones de los fondos de renta fija –concentradas en deuda soberana europea- han estado en línea con las del año anterior, 8.000 millones, aunque sí es cierto que los fondos de renta variable han incrementado las suscripciones al captar 14.300 millones frente a los 11.200 de 2012. 

Dentro de la renta variable, las temáticas clave han sido la reflación en Estados Unidos – han entrado 5.200 millones, aunque las suscripciones se frenaron desde agosto con el cambio de política de la Reserva Federal-; el regreso de los inversores europeos a Japón –con captaciones de 4.500 millones- gracias a la política expansiva del Banco de Japón y la existencia de ETF con divisa cubierta; y renta variable europea, aunque en este caso la entrada de dinero se ha empezado a notar a partir del segundo semestre gracias a “la consolidación fiscal, el proyecto de la unión bancaria y un acomodativo BCE”. Así, en esta última categoría ha entrado 2.900 millones en el año, tras los flujos de salida de 1.200 millones que se produjeron en el primer semestre. 
 

La tercera temática identificada, debido a la combinación de un entorno de tipos bajos con atractivas valoraciones, ha sido la búsqueda de rentabilidad y el estilo valor: por un lado se ha reflejado en los fondos de dividendos, high yield y deuda emergente y por otro, en el sector financiero y la renta variable periférica. En conjunto, la temática ha atraído 7.400 millones de euros. 

Dentro de Europa, los expertos de Lyxor observan varios subtemas. El primero es la heterogeneidad o diferenciación: mientras que los ETF que invierten en Alemania experimentaron fuertes reembolsos durante el segundo semestre, a un tiempo los fondos cotizados con exposición a países emergentes experimentaron una espectacular recuperación. Los otros dos subtemas han sido la inversión en pequeñas y medianas empresas y en compañías que pagan dividendos atractivos. 

Archivos adjuntos

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído