Luxemburgo quiere potenciar la figura de los SIF como referente alternativo


En los últimos meses, muchos gestores alternativos han decidido registrar versiones UCITS de sus productos. Pero los vehículos armonizados no pueden dar respuesta a todas las necesidades de los gestores y de los inversores en estrategias alternativas. Los denominados Fondos de Inversión Especializados (SIF), una figura creada en Luxemburgo en 2007, pueden constituir una opción atractiva para muchos gestores. “Los SIF se pueden convertir en una marca tan potente como UCITS”, afirmó Jerôme Wigny, socio de la firma de abogados Elvinger, Hoss & Prussenn durante una conferencia sobre las oportunidades de inversión que ofrece Luxemburgo, organizada por las cámaras de comercio de Madrid y Luxemburgo.



“Consideramos que la nueva regulación de los gestores alternativos puede ser una oportunidad para Luxemburgo, porque muchas entidades se pueden plantear el instalarse allí”, considera Carlos Morales, de Adepa Asset Management. Wigny explicó que constituir un SIF puede costar entre 30.000 y 150.000 euros, en función de la complejidad del vehículo, mientras que los costes para lanzar un producto UCITS oscilan entre los 50.000 y 70.000 euros (un precio que puede subir más en el caso de estrategias muy complejas).



Para que un SIF sea rentable, debe tener un patrimonio mínimo de unos 25 millones de euros, según explicaron varios ponentes. Eso sí, como estos vehículos pueden tener subfondos, en muchas ocasiones es posible pagar por un compartimiento dentro de un vehículo ya constituido, con lo que los costes se reducen. “En Luxemburgo, además, los costes de constitución de un fondo se pueden amortizar en cinco años”, explica Morales. Los SIF pueden invertir en cualquier tipo de activo (de hecho, hay algunos que invierten incluso en obras de en arte o en botellas de vino), no tienen forma societaria y pueden invertir hasta un 30% del total de su cartera en activos de un mismo emisor, lo que les otorga una capacidad de concentración mucho mayor que la de los UCITS.



Los SIF, que ya están siendo usados por algunos gestores españoles, no pueden ser comercializados entre inversores particulares y no pueden obtener pasaporte europeo. “Estamos recibiendo muchas consultas por parte de clientes españoles, que están analizando la posibilidad de constituir un vehículo de inversión en Luxemburgo por el temor de que se eleven los impuestos a las sicav”, comentó uno de los expertos legales. La conferencia, celebrada en la Cámara de Madrid, contó con la presencia de Fernand Grulms, consejero delegado de Luxemburg for Finance, la agencia luxemburguesa para el desarrollo del sector financiero. Además, se realizó un panel sobre fondos de inversión en el que participaron (aparte de los ya citados) François Drazdik, responsable de comunicaciones de ALFI; Mireia Camarasa, abogado de Arendt & Medernach; Javier Mazarredo, de Santander AM; David Capocci, de Deloitte; y David Louis, de Loyens Loeff.
Profesionales

Lo más leído