Luxemburgo entra en la pugna como domicilio para la inversión alternativa


Luxemburgo pretende usurpar a Dublín el puesto de domicilio estrella para los gestores de inversión alternativa, en un momento en el que los centros offshore como las Islas Caimán afrontan una competencia creciente a la hora de captar activos de hedge funds por parte de centros más regulados, según publica Financial Times.

Los datos de Hedge Fund Research muestran que el porcentaje de hedge domiciliados en las Caimán cayó desde el 39,6% del primer trimestre del año pasado hasta el 37,3% de los fondos globales durante el mismo periodo de 2010. En este sentido, el ducado confía en que podrá convencer a los hedge funds para que cambien su domicilio, en un contexto en que los jugadores alternativos parecen huir de centros offshore a otros más regulados. Pero para hacerlo, Luxemburgo tendrá que lidiar con la competencia de Dublín. La capital irlandesa es el mayor centro de administración para los gestores alternativos y hedge, con más del 40% de los activos globales de la industria.

Dublín: la competencia más dura

Las estadísticas de Hedge Fund Research muestran que, durante los primeros meses del año, ambas jurisdicciones registraron un incremento de los gestores que las eligieron para domiciliar sus productos. Así, Dublín subió dos puntos, hasta el 5,29% y Luxemburgo el 1,57%, hasta el 2,04%. De ahí que Irlanda no se tome a la ligera la competencia de Luxemburgo y aumente sus esfuerzos para ganar la batalla de los centros más regulados.

“La propuesta que tenemos para domiciliar productos en Irlanda es muy superior a la de otras jurisdicciones”, afirma Gary Palmer, consejero delegado de la Asociación de la industria de fondos irlandesa, que cuenta que Irlanda ya es una “jurisdicción significativa para gestores alternativos, lo que muestra su ambición”. En una oferta para atraer más activos alternativos a sus orillas, Irlanda ha facilitado el proceso de re-domiciliación para los gestores. Así, a finales de 2009, el Gobierno aprobó la Companies Act, en un intento para incentivar a los fondos en centros offshore la mudanza a Dublín. “Siempre fue posible re-domiciliar un fondo, pero nosotros intentamos identificar todos los aspectos del viaje y consideramos que la industria se beneficiaría de una simplificación administrativa del proceso”, afirma Palmer.

El mes pasado Marshall Wace, uno de los mayores gestores de hedge funds, llevó la mayoría de sus fondos desde las islas Caimán a Irlanda. El gestor ha instalado una nueva estructura como inversor cualificado con unos 20 subfondos que representan sus estrategias actuales.

Según John Poole, director de Poole Consulting, la decisión e Irlanda es bienvenida, pero hay incertidumbres que afectan a la regulación de productos alternativos “por las que no espero ver un flujo de fondos hacia Irlanda o Luxemburgo a corto plazo”.

Una promesa en el centro de Europa

Sin embargo, los datos muestran que unos 540 fondos con activos totales bajo gestión de 140.000 millones de euros se han re-domiciliado en Luxemburgo durante los últimos cinco años. Según la asociación de fondos del país, Alfi, muchos de ellos son hedge funds que buscaban un ambiente más regulado y, en este sentido, la directiva de la AIFM (la asociación de gestores alternativos de fondos) supone una oportunidad.

Charles Muller, director general adjunto de Alfi, asegura que el ducado está emergiendo como un serio contendiente en la lucha por atraer a jugadores alternativos. “Los hedge están empezando a cambiar su domicilio por Luxemburgo desde los centros offshore, también con la intención de convertirse en productos UCITS más sofisticados”, afirma. Camille Thommes, director general de Alfi, también cree que los fondos especializados (SIF), introducidos en 2007, suponen una estructura ideal para vehículos no UCITS.

Algunos de los jugadores que recientemente han incrementado su presencia en el país han sido Luxembourg Financial Group y Ganymede Partners, que han lanzado una plataforma alternativa para productos UCITS. También la firma neoyorquina Zweig DiMenna Associates anunció el mes pasado que estaba trabajando con Bank of America Merrill Lynch para lanzar una versión UCITS III de su estrategia de renta variable long-short. El nuevo producto será el reflejo del hedge de la firma con 23 años de antigüedad y será domiciliado en el ducado.

Lo más leído