Tags: Pensiones |

Luis Vadillo (Instituto BBVA Pensiones): “Actualizar las pensiones al IPC es necesario pero hay que partir de que el sistema sea sostenible”


En los próximos años la sociedad se enfrentará a un reto importante: la generación del baby boom, nacidos entre 1957 y 1977, comenzará a jubilarse. Una generación mucho más voluminosa que pondrá al sistema de pensiones español contra las cuerdas, ya que los menores cotizantes tendrán que ser capaces de sostener a esos pensionistas.

Según la VII Encuesta sobre el Ahorro de la Población Española, elaborada por el Instituto BBVA de Pensiones, un 77% de los baby boombers entrevistados considera que tiene sentido ahorrar para la vejez. Y es que demuestran tener poca confianza en el sistema, ya que un tercio de los encuestados no cree que vaya a cobrar una pensión desde que se jubile hasta que fallezca.

Esta generación, eso sí, se encuentra en una situación con capacidad de ahorro, ya que cuatro de cada diez entrevistados declaran que tienen capacidad de ahorrar cada mes. Sin embargo, la mayoría de ellos ingresa este dinero en la cuenta bancaria y solo el 40% lo aporta a un plan de pensiones.

Esta falta de ahorro financiero se debe, por una parte, al perfil de ahorro en España muy ligado al ladrillo. Pero también al desconocimiento que existe sobre la futura pensión. “El 73% no tiene una idea aproximada de lo que va a cobrar de pensión. Hasta ahora, sí sabían que se aproximaría al último salario cotizado, lo que les permitía cierta tranquilidad y despreocupación, pero no en la situación actual”, asegura Elisa Chuliá, miembro del Foro de Expertos de BBVA Pensiones.

Según Luis Vadillo, director del Instituto BBVA de Pensiones, se necesitan reformas estructurales para asegurar que el sistema cumple con dos características fundamentales: sostenibilidad, para que los cotizantes sean capaces de sostener a los pensiones, y suficiencia, es decir, que la pensión cubra los gastos básicos de cualquier pensionista.

“Necesitamos reformas estructurales porque no se trata de un déficit coyuntural”, asegura. Cita cuatro tipo de medidas: se puede financiar con impuestos como una medida a corto plazo, acometer reformas estructurales en el sistema de empleo, fomentar el ahorro complementario y dotar de una mayor transparencia al sistema. “Si la gente supiera con tiempo cuánto va a cobrar cuando se jubile podría planificarse para ello. Han pasado ocho años y seguimos sin recibir la carta sobre la futura pensión estimada”, ha criticado.

Con respecto a las medidas planteadas en la actualidad por los partidos políticos. Vadillo considera que “actualizar las pensiones al IPC es necesario pero hay que partir de que el sistema sea sostenible”. En ese sentido, cree que hay que “conseguir consenso político suficiente para cometer estas reformas”. Eso sí, se tienen que plantear “con suficiente margen de actuación para que las personas se adapten. No sirve hacer reformas con carácter inmediato”, ha puntualizado Chuliá.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído