Luis Buceta: “Me inquieta tanto consenso en renta variable europea, pero es cierto que es donde más valor hay”


En poco más de un trimestre de andadura, a Luis Buceta, nuevo director de Inversiones de Gesalcalá, le ha dado tiempo de sobra a conocer las bondades y las potencialidades de su nueva casa, Banco Alcalá. “Hay mucha flexibilidad y cercanía a la hora de tratar con el cliente y se le ofrece a éste un verdadero servicio exclusivo, porque aquí la banca privada es el core business”, es la primera de las alabanzas que dirige hacia el brazo financiero de Crèdit Andorrà en España.

Le atrajo, además, la filosofía value investing de Banco Alcalá, un estilo muy en sintonía con el pensamiento que Buceta ha venido aplicando a lo largo de su carrera profesional y, especialmente, en su última etapa en BNP Paribas Gestión de Inversiones. “Hasta el directivo más alto o el director general de Banco Alcalá es defensor del value. Me siento arropado como profesional y a nuestros clientes este estilo les encaja mucho”, asegura.

Una de las grandes sorpresas (positivas) que se llevó Buceta al aterrizar en Gesalcalá fue el buen track record de su equipo de gestión, compuesto por seis profesionales, y de su gama de fondos de inversión, de corte patrimonialista, mixtos y muy flexibles.

Ahora el reto más inmediato de Buceta al frente de Gesalcalá es estructurar el gran crecimiento patrimonial experimentado por Banco Alcalá durante los cuatro últimos años. “Hay un proyecto de crecimiento bonito, con una buena marca”, defiende. Uno de sus primeros cometidos es el de ayudar a potenciar y desarrollar un equipo de advisory global con adaptación local.

El value a comienzos de 2016

La llegada de Buceta a Gesalcalá ha coincidido en el tiempo con la gran corrección bursátil en las bolsas desarrolladas a principios de año y con un periodo de alta volatilidad, un escenario de mercado que ha inquietado a muchos inversores. Lejos de cambiar de convicción a medio partido, la estrategia de la casa sigue volcada con la renta variable europea. “Me inquieta que haya tanto consenso en acciones europeas, pero es verdad que es el parqué donde más valor hay en estos momentos. Combina valoraciones razonables sobre beneficios en suelo de ciclo”, justifica el CIO de la gestora.

Pero el value investing bien entendido puede extenderse más allá de la renta variable. De hecho, reconoce Buceta, hay compañías en las que, hoy por hoy, encuentra más valor por la parte de la renta fija que de la renta variable. “Se puede jugar el crédito en negocios rentables y con generación de caja como Anglo American, ArcelorMittal o Sacyr”, ejemplifica. 

Noticias relacionadas