Lucas Monjardín (Value Tree): “Todavía se puede exprimir la renta fija, no está muerta”


Lejos de darle miedo una potencial subida de tipos, Lucas Monjardín defiende que este escenario no tiene por qué ser malo para la renta fija. Aunque la subida fuera instantánea de 100 puntos básicos, el director de Inversiones subraya que el impacto del primer año se atenuaría a lo largo de los próximos. “Incluso con una subida violenta, a largo plazo es rentable”, contextualiza.

No obstante, Monjardín cree que habrá, y prefiere que así sea, una subida gradual de los tipos de interés. “Los bancos centrales van avisando para que el efecto inicial no sea tan pernicioso”, apunta. El director de Inversiones piensa que, ante un escenario de subidas, con haber bajado la duración no es suficiente, sino que según suban los tipos, habrá que reinvertir a tipos más altos porque tendrá un efecto multiplicador.

Además, combinará esta estrategia con diversificar la inversión con deuda corporativa, especialmente high yield, y deuda emergente. “Todavía se puede exprimir la renta fija, no está muerta”, destaca. Además de que suponen una alternativa de inversión, subraya especialmente de los bonos de alto rendimiento que tienen una correlación baja con los bonos de gobierno en un marco de subida de tipos. Por su parte, de los bonos de compañías emergentes resalta la baja tasa de impago, similar en muchos casos al high yield europeo o americano.

Sin embargo, manifiesta que hay que ser realistas ya que las rentabilidades esperadas son más bajas. Desde su punto de vista, es bueno mantener inversiones en renta fija dado que “pueden llegar a ser un refugio si hay inflación alta”. En este contexto, considera que la liquidez es el activo que más valor puede llegar a tener en una crisis. “La liquidez es una opción de compra”, especifica.

Para Monjardín el problema no son los tipos de interés, sino las valoraciones. La historia demuestra que “después de alcanzar niveles altos han venido correcciones”, indica, y la bolsa europea, añade, no cree que esté barata. En este sentido, aboga por ser muy selectivo ya que “no hay compañías inmortales”.

Dentro de la bolsa española, les gusta Gestamp, Tubacex y Antena 3. En caso de que suban los tipos, confía que se beneficie el sector bancario y que perjudique a las eléctricas.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído