Los valores europeos preferidos de Dexia AM


“Actualmente los inversores deben elegir entre los valores cíclicos y los defensivos", afirma Frédéric Buzaré, responsable Global de Renta Variable Fundamental de Dexia AM. “Nuestra prudencia respecto a los mercados emergentes también está justificada, puesto que estos mercados se han visto presionados por la subida de los tipos de interés, una mayor inflación y el final del QE2".

“No es imposible que estemos asistiendo a una repetición de lo que ya ocurrió en 2008, con un cóctel de mayor inflación y ralentización económica y aumento de los precios de las materias primas. Actualmente el principal escenario sigue siendo que nos encontramos en medio de un ciclo de ralentización, que se traduce en un crecimiento más lento, sin que esto interrumpa la tendencia alcista a largo plazo. Por consiguiente, las perspectivas para la renta variable siguen siendo muy alentadoras. Los tipos de interés reales son negativos, los beneficios de las empresas son muy altos, los balances empresariales cuentan con un nivel muy elevado de cash, y las primas de riesgo han aumentado de nuevo últimamente. Pensamos que el rendimiento de la renta variable provendrá principalmente de la contracción de las elevadas primas de riesgo. La renta variable europea, que se negocia a 10 u 11 veces los beneficios previstos, ya ha integrado una ralentización económica temporal. En cierto modo, es difícil encontrar mejores alternativas a la renta variable en estos momentos", asegura Frédéric Buzaré.

En este contexto, las principales apuestas de la gestora son los mercados emergentes, las reservas naturales y los valores de crecimiento.

Así, en Dexia AM distinguen por tipo de empresas sus principales apuestas. Entre las empresas innovadoras destacan Givaudan (creador de fragancias suizo, atractivo nicho de mercado), Safran (nueva generación de motores aeronáuticos de bajo consumo), Danone, Fresenius (grupo global de asistencia sanitaria que capitaliza sobre el crecimiento a largo plazo en el sector de la diálisis) y BG, líder mundial en el sector de gas natural.

Entre las empresas globales, apuestan por Diageo, Vodafone, BBVA, Novo Nordik (líder incontestable en el mercado de tratamientos a base de insulina). En el segmento de empresas con crecimiento de los dividendos los principales nombres son Royal Dutch Shell, GlaxoSmithKline, Vinci, BAT y Orkla, grupo noruego muy diversificado, activo en el sector de bienes de consumo con marcas bien establecidas, productos químicos, materiales y servicios financieros.

 

Dexia Asset Management, la entidad de gestión de activos del grupo financiero Dexia, ha mostrado sus perspectivas económicas y financieras de cara al próximo trienio para Estados Unidos y Europa en un evento celebrado recientemente en Madrid. Según Dexia, ambos territorios han experimentado un crecimiento moderado aunque sus circunstancias y condicionamientos económicos y sociales son diferentes.

Estados Unidos, tal y como ha explicado Dexia, se ha topado con la  subida del precio del carburante lo que ha determinado que la progresión de los ingresos en términos reales sea moderada.

Desde un punto de vista puramente económico, la disminución de las prestaciones sociales ha beneficiado a la economía estadounidense si bien esa reducción hace que la población tenga menor capacidad de gasto. La única vía de alentar el consumo pasa entonces por la recuperación del empleo.


En la zona euro, aunque los resultados económicos han sido muy desiguales, el crecimiento estará en conjunto cerca del 2% en 2011. Las exportaciones continúan apoyando la actividad productiva y las inversiones siguen su recuperación, por lo que Dexia estima que hay una vuelta a la normalidad.

Lo más leído