Los valores españoles favoritos de las gestoras internacionales


Aunque la renta variable española ya no sufre tanto como en el pasado por el azote de la crisis del euro, la posición de las gestoras internacionales en valores españoles sigue siendo cauta y, sobre todo, muy selectiva. Los gestores de renta variable europea que incluyen acciones españolas en sus fondos siguen inclinándose por historias de crecimiento, líderes dentro de nichos del mercado y muy internacionalizados.

El dato curioso es que, como resultado de esta criba, las preferencias se inclinan más por valores de mediana capitalización más que por las blue chips, salvo alguna excepción, como es el caso de Telefónica.  La teleco está presente entre las diez mayores posiciones del fondo de la gestora española March Gestión que invierte en bolsa europea, el March Europa Bolsa FI, donde pondera un 3,15%. Guy Lerminiaux, director de inversiones de Petercam, admite haber comprado recientemente pequeñas posiciones (respecto al índice de referencia) de la compañía que preside César Alierta, así como en Banco Santander y Gas Natural. “Las hemos añadido puesto que creemos que en términos de rentabilidad del mercado de renta variable, el mercado y la economía española debería poder mostrar alguna recuperación” explica Lerminiaux, que añade: “Las tres empresas mencionadas están expuestas a esta recuperación y sobre todo ofrecen gran solidez como marca y en su gestión”.

Gas Natural también está presente en el fondo Henderson Horizon Euroland, de Henderson Global Investors, donde pondera un 2,2%. Aunque Nick Sheridan, gestor del fondo, tiene presente el riesgo regulatorio que presenta la compañía tras la última reforma del Gobierno, pero aún así estima que la energética “todavía tiene probabilidades de generar niveles atractivos de caja, oportunidades de crecimiento en Latinoamérica y tiene algo de margen para recortar costes”. Advierte de que la decisión de Repsol de poner a la venta su participación sobre Gas Natural puede crear algo de incertidumbre “esperada para 2014”, pero argumenta a favor del valor que “sus acciones están apoyadas en una atractiva rentabilidad en torno al 6%”.

En cuanto al Santander, además de Petercam también Fidelity Worlwide Investments tienen una posición del 3,29% en su fondo Fidelity EuroStoxx 50.

Líderes ejemplares

Amadeus suele  ser una de las compañías favoritas de los gestores de renta variable europea. Nick Sheridan, de Henderson, resalta de este proveedor de soluciones tecnológicas - cuya participación en el fondo es del 2,72%- que es la número uno en sistemas globales de distribución de billetes, con un negocio creciente de soluciones informáticas. “El grupo gana un gran retorno sobre capital, sus rentabilidades están en torno al 2,5% y al ser susceptible de ganar nuevos proyectos puede estar en posición de distribuir su exceso de capital entre sus accionistas en el medio plazo”, afirma.

Henderson también cuenta con posiciones en ACS – presente en el Henderson Horizon Euroland y el Henderson Paneuropean Equities- y en DIA, también incluida en el primer fondo. De la constructora les gusta su proceso de desapalancamiento y su salida de Iberdrola para centrarse en proyectos más cercanos al núcleo de su negocio, mientras que de la cadena de distribución alaban su buen comportamiento, con retornos de doble dígito sobre capital y rentabilidades por dividendo del 2%, y consideran que es “una buena exposición al crecimiento a través de mercados emergentes, con potencial para crear valor al reducir actividades que le hacen perder dinero en el norte de Francia”.

Grifols es otra de las favoritas de las gestoras internacionales. Carmignac Gestion la incluye entre las diez principales posiciones de su fondo Carmignac Euro-Entrepeneurs, donde pondera un 2,44%. Desde Petercam afirman poseer “desde hace unos años” acciones tanto de Grifols como de Amadeus, puesto que creen que ambas compañías son “verdaderas historias de crecimiento para las cuales la valoración a corto plazo puede llegar a fluctuar de vez en cuando”, pero que, sin embargo, “dada la calidad de las empresas, la calidad de la gestión y las barreras de entrada, hemos sido reacios a venderlas mientras el crecimiento se traduce en un precio por acción más alto de manera mecánica”.

Guy Lerminiaux afirma haber invertido en las dos sin tener en cuenta la situación de la economía española. “De hecho, ambas compañías tienen poca exposición al mercado interno español y por ello no han sufrido las consecuencias de la crisis de euro en el país como la reducción del consumo o los altos tipos de interés”.

Dos chicharros que también conquistan a los gestores son Vidrala y Natra. El fabricante de vidrio, perteneciente a un importante nicho con demanda en Europa, está presente en el fondo de March Gestión que invierte en la cadena de valor del vino, el March Vini Catena. En cuanto al fabricante de chocolate Natra, que está viviendo un espectacular proceso de desapalancamiento y saneamiento de sus cuentas, cuentan con una participación del 4,07% en su fondo March Global.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído