Tags: Negocio |

Los tres desafíos a los que se enfrentan las gestoras españolas: la apuesta por un modelo, la rentabilidad y la concentración


La industria de gestión de activos está ante uno de los momentos más decisivos de su historia. Así lo han manifestado los responsables de las grandes gestoras españolas en la décima jornada organizada por la APD, Deloitte e Inverco, donde Luis Megías, consejero delegado BBVA AM, ha manifestado que “estamos a las puertas de la transformación del sector, va a cambiar todo en la cadena de valor”.

Un cambio que lo ve como una oportunidad y donde se decantan por poner siempre al cliente en el medio. En este momento, Juan Bernal, director general de CaixaBank AM, indica que las gestoras tienen que decidir que modelo de gestora son: de asset allocation, de gestión activa o de gestión pasiva. En cualquier caso, el futuro pasa por la especialización.

Según Rocio Eguiraun, consejera delegada de Bankia Fondos, “el asesoramiento nos permite enfocar hacia productos en donde la gestora esté implicado en la gestión, como son los fondos perfilados y las carteras. Es muy importante, en términos de rentabilidad, realizar una correcta asignación de activos”.

Megías apunta que la distribución de fondos se hará por asesoramiento. “Antes había un problema de escala y costes, ahora la tecnología lo permite, se puede industrializar y personalizar el servicio”. En este sentido, piensa que se va a democratizar el servicio de gestión de carteras, tirándose a la baja los mínimos de acceso a este producto. 

Para este servicio se requiere la utilización de clases limpias de retrocesiones.  “Las clases limpias aúna la mayor transparencia en costes y en el proceso de inversión. El cliente va a tener claro que está pagando. Es un proceso que se va a acelerando”, destaca Bernal. En su caso, considera que la gestión discrecional no debe ser resultado de MiFID, sino que creen que es el modelo adecuado y además cumple con la normativa.

Por su parte, Eguiraun manifiesta que el cobro explícito ha tomado relevancia pero que todavía se necesita tiempo para que se valore el coste. Por otro lado, señala que todavía no hay comisiones homogéneas entre grupos, pero que se llegará a ello. Asimismo, Megías cree que a la hora de valorar la comisión, no solo van a mirar la rentabilidad, sino también el servicio, especialmente el postventa. “Será definitivo para que el cliente perciba el valor”

En este escenario, Miguel Artola, director general de Bankinter Gestión de Activos, subraya que con la eliminación de las retrocesiones tendrán que demostrar su competitividad frente a terceros. Sobre todo en un mundo donde los costes ser miran con lupa, especialmente, con la irrupción de la gestión pasiva.

Gestión activa vs. pasiva

Artola piensa que la gestión activa y pasiva tienen sentido y tienen que convivir. “La gestión pasiva no realiza la asignación eficiente de los recursos en el mercado de capitales. No existirían muchas compañías si no fuera por la gestión activa. Los  vehículos pasivos son fármacos genéricos, el original hay que generarlo”, reflexiona.

Desde el punto de vista de Lázaro de Lázaro, consejero delegado de Santander AM España, MiFID II  ha dado un empujón a los gestores y distribuidores. “Coincido con nuestro papel de asset allocators”, coincide de Lázaro, quien también defiende el papel de su gestora en inversión directa en renta variable. “Es donde realmente despegamos, seguimos invirtiendo recursos para poner en valor esta gestión activa”

Para Cirus Andreu, presidente ejecutivo de Sabadell AM, el historial de los fondos españoles respecto a sus índices es notorio y justifica el producto de valor de las gestoras españolas. Desde su perspectiva, el reto actual, además de preservar capital, está en enseñar a los clientes a conllevar un entorno de tipos bajos y a cambiar el modo de empleo de nuestros productos. “Es un cambio cultural”, determina.

Respecto a otras alternativas a los fondos, como lo fueron en el pasado los depósitos, de Lázaro cree que el papel de este último va a ser distinto en un futuro, aunque los tipos se normalicen. Eguiraun añade que los clientes, especialmente los conservadores, necesitan tomar perspectiva y ver que el contexto es coyuntural. “Es muy importante la formación de la red y tener cercanía con los distribuidores”, añade.

Concentración

Otro debate encima que siempre está encima de la mesa es si se iniciará un proceso de concentración en la industria española. Juan Aznar, presidente y consejero delegado de Mutuactivos, manifiesta que ha llegado la hora de la verdad para el proceso de concentración de empresas de asesoramiento y gestión.

“Hay 20 gestoras que concentran un 90% del negocio y el resto está muy fragmentado. Se va a complicar la supervivencia de estas últimas”, especifica. Según Aznar, el detonante de este proceso no será el tamaño, sino la implementación de la normativa y la transparencia de ingresos y costes”. La industria ira hacia dos modelos, uno de escala y otro de diferenciación, concluye.

Por su parte, José María Ortega, director general de March AM, cree que no hay necesidad de fusiones y adquisiciones entre gestoras, aunque sí que hay espacio para que algunas puedan compartir costes de análisis, de control de riesgos y de tecnología.

José Luis Jiménez, Chief Investment Officer de Mapfre, piensa que es difícil llegar acuerdos y considera que es más fácil hacerlo fuera que dentro de España.

Noticias relacionadas

Lo más leído