Los tres rasgos que caracterizan al mercado de renta variable europeo en la actualidad


El Seeyond Europe Min Variance es un fondo de renta variable europea de Natixis Global AM que permite al inversor controlar la volatilidad y gestionar el riesgo de una cartera. La estrategia busca, a través de una cartera de compañías menos volátiles, poder esperar un retorno consistente en la bolsa europea a largo plazo. El equipo de gestión está liderado por Emmanuel Bourdeix, quien ha desarrollado el centro de expertise de volatilidad de Seeyond, la filial especializada en estrategias de volatilidad de Natixis AM. Está gestionado por un equipo de gestores y expertos en los movimientos de volatilidad del mercado. Entre ellos está Juan Sebastián Caicedo, quien es cogestor de estrategias de mínima varianza en Seeyond. El experto ha querido analizar para Funds People qué está sucediendo actualmente en el mercado europeo y cómo se ha comportado la estrategia en octubre, mes en el que la volatilidad ha repuntado significativamente en el mercado.

A su entender, “el entorno actual en el mercado de renta variable europeo se caracteriza por tres aspectos: la ausencia de una clara tendencia direccional, la baja volatilidad y la alta volatilidad de la propia volatilidad, que pone de manifiesto la importante incertidumbre entre los inversores. La identificación del punto en el cual nos encontramos en la recuperación posterior a la crisis es borrosa, e incluso cuestionada por algunos partícipes del mercado, dada la enorme dependencia de las economías y de los mercados financieros a las intervenciones de los principales bancos centrales. Esta situación debería continuar durante el próximo año, ya que no existe una solución rápida que permita relajar fácilmente las acciones poco ortodoxas llevadas a cabo por el BCE, la Reserva Federal y el Banco de Japón”.

Caicedo considera que, a lo largo de este año, se ha evidenciado el cambio de un mercado direccional impulsado principalmente por las esperanzas de una recuperación económica ordenada en la zona euro y Estados Unidos en 2015 y por el fin de la aversión global al riesgo del sector financiero europeo, hacia un entorno más incierto, caracterizado por un crecimiento económico menor que lo esperado, una inflación firmemente por debajo de lo proyectado y la toma de decisiones monetarias no sincronizada por parte de los diversos bancos centrales desarrollados. “Si bien los niveles de volatilidad se han mantenido bajos, estos han ocultado importantes rotaciones en los mercados de renta variable europeos que se manifiestan en la gran heterogeneidad de retornos entre sectores e índices europeos. Este entorno ha sido favorable para las estrategias que hacen hincapié en la diversificación y especialmente las estrategias de mínima varianza”.

¿Cómo se ha comportado el Seeyond Europe Min Variance en un periodo de elevada volatilidad?

Según explica Caicedo, durante las dos primeras semanas de octubre el fondo se ha comportado como se espera que lo haga en fases de mercado fuertemente bajistas: superando los retornos del mercado gracias a la protección que ofrece su beta baja. En las dos semanas consecutivas y la posterior recuperación, la evolución fue también positiva, terminando el mes de octubre en territorio positivo (+0,92%) en contraste con el de su índice de referencia, el MSCI Europe (-1,83%). “Este comportamiento está en línea con lo ocurrido en crisis anteriores, como el verano de 2011 o la primavera de 2013. Nuestra cartera, gracias a sus características particulares -enfoque en el análisis de riesgo, sistema específico de reequilibrio en función de las condiciones del mercado-, está específicamente diseñada para adaptarse y tomar ventaja de estos entornos”, asegura.

Caicedo revela que, en 2014, el fondo ha sido reequilibrado en tres ocasiones (febrero, junio y septiembre). “Es importante subrayar dos grandes evoluciones: la primera es el cambio gradual de acciones de consumo básico hacia acciones de consumo cíclico con mayor exposición a diversos factores de crecimiento y menos dependientes de la economía europea local. La segunda es la reducción de la exposición a algunos segmentos en Inglaterra (especialmente en la distribución alimenticia) en beneficio de otras acciones en países periféricos no ligados al euro (Suecia –Millicom, Swedish Match y Republica Checa –Cez, Komercni Banka). La beta de la cartera ha sido incrementada levemente en paralelo con el aumento de las correlaciones pasando de 0,62 a 0,67 durante el año, todavía dentro de los rangos históricos normales”, indica el experto.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído