Tags: ETF | Negocio gestoras |

Los tres pivotes sobre los que Amundi centra su negocio de ETF


Costes, réplica perfecta e innovación son las tres máximas con las que el equipo de ETF de Amundi ha desarrollado en los últimos cuatro años su negocio de fondos cotizados, que ha llegado recientemente a España. “El mercado de ETF es muy competitivo, por lo que cuando en 2008 en Amundi nos planteamos entrar en él analizamos cuál era su situación y cómo podíamos aportar valor añadido para el cliente institucional”, explica Valerie Baudson, directora de Amundi ETF, quien ha visitado Madrid recientemente para el lanzamiento oficial de esta nueva línea de negocio de la gestora en el mercado español.

Las conclusiones de ese análisis fueron que, en general, eran productos caros, que tenían amplio tracking error y que faltaba gama. Por ello hicieron que sus tres máximas a la hora de desarrollar su negocio se basaran en una estructura de costes eficiente, con alta calidad en la réplica de los índices y con la mente puesta en una continua innovación de productos.

Así, por ejemplo trabajan para que sus ETF sean, de media, un 25% más baratos que los de sus competidores. En el tema de la réplica han optado por hacerlo vía swap (réplica sintética) sobre índices de retorno absoluto (es decir, en los que se incluyen lo dividendos). Su objetivo es reducir al máximo el riesgo de contrapartida al usar swaps y para ello los resetean sistemáticamente cuando el valor mark to market es positivo. Trabajan con Crédit Agricole como contraparte en sus swaps de renta variable y con Société Générale para los de renta fija. Ambas entidades son las propietarias de Amundi desde que hace años decidieran fusionar sus gestoras de fondos de inversión.

En cuanto a la innovación, de su gama, un tercio son ETF novedosos en el mercado. Ese es el caso, por ejemplo, de uno de los cinco productos que han registrado en España, un ETF que replica los índices de los países nórdicos.

Amundi registró en marzo sus primeros ETF en la CNMV pero, por ahora, ha decidido no listarlos en la Bolsa española pues su público objetivo en una primera fase es el cliente institucional, que no exige este requisito para acceder a estos productos.

Así, a partir de ahora, en España convivirán los negocios de gestión activa y pasiva de la casa. “No es una contradicción, cada vez más se usan de manera combinada por parte de los responsables de asignación de activos y al final depende de ellos qué es lo que quieren”, explica Nuria Trío, responsable de los fondos tradicionales de Amundi. La gestora ha nombrado a Laure Peyranne como responsable de ventas para Iberia y Latinoamérica de su negocio de ETF.

Baudson cree que va a crecer significativa el negocio de los ETF en Europa, una región donde son mayoritariamente los clientes institucionales los que utilizan estos productos frente a, por ejemplo, Estados Unidos donde son productos muy extendidos entre el público retail. “Para Amundi era obvio que teníamos que entrar en este mercado en crecimiento y, nuestro objetivo es convertirnos en uno de los más grandes proveedores de ETF de Europa”, explica Baudson.

Su desembarco en este negocio ha tenido varias fasas. Lanzaron sus primeros ETF a finales de 2008, en 2009 se centraron en desarrollar su gama y se convirtieron en el cuarto proveedor de ETF en Francia. En 2010, se centraron en salir a otros mercados europeos y actualmente cuentan con presencia también en Alemania, Italia, Suiza, Holanda, Reinuo Unido y, ahora España.

Su gama está compuesta por 103 productos, de los que el 70% son de renta variable, el 23% de renta fija y tienen una gama de cuatro productos de materias primas (uno de agricultura, otro de metales, uno global y otro global ex energía). En total, tienen 7.200 millones de euros en activos bajo gestión en estos productos.

Amundi AM gestiona 688.700 millones de euros globalmente.

Empresas

Noticias relacionadas