Los tres pilares de las pensiones: hay que avisar, vamos a vivir casi 100 años


Como expertos de nuestra industria de la inversión colectiva, tenemos el deber de informar a la población que con el sistema sanitario actual y las medicinas disponibles, muchos de los que van a leer este artículo puede que vivan 100 años, y la mayoría casi seguro que 90. Con esta premisa es muy importante hacer unos números durante nuestra vida laboral y dedicarle tiempo a esta noticia.

Me parece muy bien que el gobierno avise que hay que jubilarse más tarde y me parece muy bien que se haya abierto ese debate durante 2010. Da sensación de país serio, que es lo que somos. Probablemente en la mentalidad de los que nos dedicamos a esta industria, la noticia de que vamos a trabajar hasta los 70 años es algo ya asumido. Hasta ahora en España el debate se ha centrado en las pensiones del Estado, es decir, lo que los expertos llaman el primer pilar de las pensiones. El primer pilar es la Seguridad Social. Ese pilar está compuesto por el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que en España ronda los 60.000 millones de euros, y la aportación mensual de los cotizantes.

El Segundo pilar de las pensiones son los fondos de pensiones organizados por los colectivos de empleados de las empresas. Este pilar está compuesto actualmente también por unos 60.000 millones de euros. Hoy en día este pilar es todavía un mundo por desarrollar en España. Sólo un colectivo muy pequeño de empresas han creado un plan de pensiones para los empleados. Algunos de estos planes tienen el 100% de aportación del promotor y otros son combinados entre aportaciones del promotor y del empleado. Por último el tercer pilar es el de las pensiones individuales, contratadas directamente por el individuo con sus bancos y compañías de seguros. Digo sus bancos en plural porque como asesor, invito a los lectores de este artículo a tener varios planes individuales en varios bancos o compañías de seguros y crear ellos mismos una diversificación de su cartera de planes de pensiones, como si de fondos de inversión se tratase. En mi opinión hay aquí un campo innovador para explorar para el nuevo mundo de los agentes financieros y EAFIs, así como un mundo futuro en el que trabajar para bancos, compañías de seguros y gestoras extranjeras.

Es este tercer pilar todavía un gran desconocido. El tercer pilar está actualmente compuesto por unos 85.000 millones de euros. No se olvide el lector que del primer pilar se encarga la Seguridad Social y que del segundo pilar se encarga el promotor de la empresa en la que trabaja, junto a la comisión de control en la que están presentes los sindicatos y la gestora de pensiones elegida por dicha comisión. Es en el tercer pilar, en el plan de pensiones individual, en el que hay que tener uno o varios bancos o compañías de seguros que te asesoren. Mezclo bancos y seguros a propósito ya que, sin olvidar que los planes de pensiones están regulados por la Dirección de Seguros y los fondos de inversión por la CNMV, en España, la barrera de la gestión está en la necesidad jurídica de tener una gestora de fondos y una gestora de pensiones para cada uno de los dos planes, pero la realidad es que su gestor de fondos es, en casi todos los casos, el mismo que su gestor de pensiones.

Un español medio, cuando llegue a la edad de jubilación, es decir a los 70 años de los que ya hablamos los expertos, debe cobrar a poder ser los tres pilares y debe tener una diversificación de sus ingresos de jubilación planteada en los tres pilares. Ni que decir tiene que conviene que ambos miembros del matrimonio o unidad familiar, tengan o bien los tres pilares o al menos alguno de los tres pilares al final de la etapa laboral de la unidad familiar en cuestión.

Es por lo tanto importante organizar con tiempo estos ingresos futuros con un ahorro bien diversificado, y estar bien asesorado en la forma de organizarlos desde una etapa temprana, probablemente como dice Inverco en sus acertados análisis, desde que se empieza a trabajar a los veintitantos años. No tengo nada contra la controvertida asignatura de Educación para la Ciudadanía, pero os aseguro que noto mucho que falta en nuestro sistema educativo, una asignatura del ahorro previsión que seguro será el pan de nuestros hijos en el futuro.

Iñigo Bilbao-Goyoaga, experto en Fondos de Inversión e Inversión Colectiva

Profesionales

Lo más leído