Tags: Negocio |

Los tres hábitos de los inversores activos más eficientes


TRIBUNA de Tania Salvat, ventas para el área de distribución de BlackRock para España. Comentario patrocinado por BlackRock.

El mundo de la inversión se encuentra en un profundo proceso de transformación. La tecnología y la demanda de los inversores finales han ido evolucionando hacia un punto en el que cada vez es mayor el escrutinio que se cierne sobe la sostenibilidad, los costes y la transparencia de los productos comercializados. En este entorno, los profesionales de la industria de gestión de activos se enfrentan al gran desafío de tener que adaptar sus procesos para responder al hecho de que los inversores quieren sacar el máximo provecho a su patrimonio en un escenario en el que cada vez es más complicado encontrar fuentes de rentabilidad.

La respuesta a este desafío se apoya sobre los tres pilares que sostienen los procesos de construcción de carteras realmente consistentes, y entre los que se encuentran las habilidades que todo inversor activo debe dominar para aprovechar al máximo las ventajas de la gestión indexada.

En las siguientes líneas analizaremos el primer pilar: los hábitos que tienen en común los inversores activos más eficientes. Estos hábitos son los que les permiten enfocar la complejidad y velocidad de este entorno con una nueva visión sobre la construcción de carteras.

Comprensión activa de la cartera   

Los profesionales encargados de construir carteras han centrado históricamente su análisis en los fondos que incluían en la cesta. Sin embargo, la gestión del riesgo es algo que va mucho más allá y que requiere de un profundo conocimiento de los activos subyacentes que se incluyen en la estrategia, así como de las principales fuentes de rentabilidad de los mercados que la componen. Por ello, es fundamental encontrar el equilibrio en el que todos estos factores sean capaces de maximizar el retorno de la cartera, ya que los mejores fondos no siempre dan forma a las mejores carteras.

Los grandes gestores son aquellos que logran controlar y supervisar sus estrategias de una manera integral, ya que entienden el contexto de la cartera en su conjunto. En este proceso son fundamentales la gestión de riesgos y la tecnología. En definitiva, la capacidad de comprender las exposiciones subyacentes y los catalizadores reales de riesgos y retornos brinda a los inversores las herramientas necesarias para controlar las estrategias de la mejor manera posible.

Identificación y combinación activa de las fuentes de retornos   

La rentabilidad de una cartera está determinada por cuatro componentes diferentes: (1) la exposición a los diferentes mercados, (2) los sesgos factoriales estratégicos, (3) la selección de valores y (4) el market timing de mercado y de factores. Sin embargo, la contribución de estos componentes a la rentabilidad de la cartera no es equitativa, por lo que la exposición al mercado y la orientación estratégica a determinados factores suelen estar detrás del 90% de la rentabilidad.

Este hecho ha provocado que muchos selectores hayan dejado de fijarse en gestores estrella para basar sus criterios de selección en la identificación de fuentes de retornos y en cómo pueden abordarlas de manera eficiente mediante la combinación de fondos indexados, de factores y de generación de alfa. De lo anterior se desprende el reconocimiento de que todas las decisiones de inversión son activas, lo que ayuda a superar la falsa dicotomía entre la inversión activa y pasiva. Numerosos inversores de éxito han sabido reconocer la utilidad de las soluciones indexadas para obtener exposiciones a largo plazo a mercados o a factores de una manera mucho más eficiente en costes.

Empleo activo de todas las herramientas disponibles      

El abanico de herramientas disponibles para los inversores no ha dejado de crecer en los últimos años. Y lo sigue haciendo. Dentro de las nuevas soluciones, destaca el crecimiento de los instrumentos indexados y de activos alternativos que dan acceso a primas de iliquidez. Centrando el discurso en los ETF, este crecimiento se refleja en el hecho de que la oferta de estos productos en 2008 en Europa se limitaba a 850 fondos cotizados, mientras que la misma oferta ha crecido en 2019 hasta los 3.100 ETF(1).

El aumento de la gama de productos disponible permite recurrir, por ejemplo, a estrategias de smart beta para reducir los costes sin tener que renunciar por ello a expresar la visión de mercado. Gran parte del incremento de la oferta se apoya en el desarrollo tecnológico y se plasma de una manera gráfica en las estrategias basadas en factores, ya que brindan acceso a factores value, de momentum o de calidad a los que hace una década solo se podía acceder a través de un abanico reducido de estrategias activas que buscaban generar alfa.

Con todo lo anteriormente expuesto no se quiere decir que la gestión activa haya dejado de ser eficaz, sino que el pago de comisiones por este servicio se debe limitar a aquellas estrategias que demuestran de manera sistemática su capacidad para generar valor. El alfa sigue siendo importante, pero también lo es saber encontrar el equilibrio más adecuado, ya que, en el entorno actual, un inversor no se puede permitir pagar 100 puntos básicos de la rentabilidad obtenida para que un gestor que se denomina activo se limite a replicar el índice de referencia.  

(1) Fuente: BlackRock ETP Landscape. Cierre de junio 2019. Los fondos no incluyen clases, estas se contabilizan como fondos.

Capital en riesgo. Todas las inversiones financieras implican un elemento de riesgo. Por ello, el valor de su inversión y el ingreso que obtenga de ella serán variables, y no se puede garantizar la cantidad inicial invertida.


Aviso legal

Publicado en el EEE por BlackRock (Netherlands) B.V.: Amstelplein 1, 1096 HA Ámsterdam, Tel.: 020 – 549 5200, Registro Mercantil n.º 17068311. Si desea obtener más información, visite la web: www.blackrock.com. Por su propia seguridad, las llamadas telefónicas suelen grabarse. BlackRock es un nombre comercial de BlackRock (Netherlands) B.V..

Inversores restringidos

Este documento no es, y no debe considerarse bajo ninguna circunstancia como una publicidad o cualquier otro tipo de oferta pública de acciones en los EEUU o Canadá. Este documento no está dirigido a personas residentes en los EEUU, Canadá o ninguna de sus provincias ni territorios, donde las compañías/valores no estén autorizados o registrados para su distribución y donde no se haya registrado el folleto con cualquier comisión de valores o autoridad reguladora. Las compañías/valores no podrán ser adquiridos o poseídos, ni adquiridos con los valores de un Plan ERISA.

Para más información, póngase en contacto con las entidades comercializadoras que aparecen inscritas en CNMV. Asimismo, información adicional puede ser obtenida a través de www.blackrock.com/es o contactando con nosotros en +34 91 788 94 00.

© 2019 BlackRock (Netherlands) B.V. Compañía registrada nº 17068311. Todos los derechos reservados. Las llamadas pueden ser supervisadas o grabadas. © 2019 BlackRock, Inc. Reservados todos los derechos. BLACKROCK y BLACKROCK SOLUTIONS, iSHARES, BUILD ON BLACKROCK, SO WHAT DO I DO WITH MY MONEY son marcas registradas y no registradas de BlackRock, Inc. o de sus filiales en EE.UU. y en otros países. Todas las demás marcas comerciales son propiedad de sus respectivos titulares.

 

Profesionales
Empresas

Lo más leído