Los tres grandes riesgos que encaran los mercados a corto plazo


La incertidumbre sigue presente en los mercados. Y el resultado de las elecciones americanas no parece que vaya a ser suficiente para despejar las incógnitas que se ciernen sobre un panorama macroeconómico que está viendo cómo el crecimiento económico mundial se desacelera. Pero, ¿cuáles serían los principales riesgos que encaran los mercados a corto plazo? Según explica Pioneer Investments en un informe, el mundo desarrollado aglutina actualmente los grandes desafíos que amenazan con desestabilizar la situación a corto plazo.

En Europa, el problema se llama crisis del euro. “Un agravamiento de la crisis de deuda de la eurozona podría derivar en una reducción del crédito, un ensanchamiento de las primas de riesgo de los países periféricos y mayores dificultades para su sistema bancario”, indican desde la gestora. En Estados Unidos, por el contrario, las incertidumbres guardan relación fundamentalmente con el techo de deuda y el riesgo que supone que el país caiga en el temido abismo fiscal, cuestiones ambas que según señalan desde la entidad “no han sido abordadas de manera eficiente”.

Para Pioneer Investments, la consolidación de la política fiscal es necesaria aunque, tal y como destaca el FMI, en el entorno actual puede ser muy perjudicial para el crecimiento. “Una política monetaria expansiva es vital para mantener el crecimiento y por ahora no supone excesivos riesgos”. En este sentido, “los gobiernos tienen que poner en marcha reformas estructurales muy serias para garantizar las perspectivas de crecimiento a largo plazo y asegurar el equilibrio fiscal en el futuro. El objetivo está claramente definido: la consolidación fiscal; el tiempo para alcanzarlo debe ampliarse”.

Existiría, no obstante, un tercer riesgo a corto plazo que, según la gestora, podría impactar gravemente en el crecimiento: la posibilidad que asistamos a una nueva escalada del precio del petróleo como consecuencia de las tensiones geopolíticas. De producirse, esto podría ejercer una presión sobre los precios. Con un horizonte de medio plazo, la firma considera que los riesgos existentes vienen por el lado de lo que supone la expansión de las hojas de balances de los bancos centrales y los riesgos relacionados con los elevados volúmenes de deuda pública.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído