Los sólidos fundamentales macroeconómicos seguirán respaldando los activos de alto riesgo en 2018


TRIBUNA de Gaëlle Malléjac, directora de inversiones Groupama AM. Comentario patrocinado por Groupama Asset Management.

Mes tras mes, los fundamentales macroeconómicos están confirmando su solidez; estableciendo condiciones favorables para la continua apreciación de los activos de alto riesgo. Sin embargo, los inversores deben permanecer atentos a los niveles de valoración de ciertos segmentos y deben ser muy selectivos.

Las perspectivas de crecimiento mundial se han revisado al alza para 2017 y 2018. Este clima económico general favorece un aumento progresivo de los tipos de interés reales y las expectativas de inflación en los próximos trimestres.

Más precisamente, los niveles de crecimiento previstos para el próximo año deberían seguir siendo mayores que el crecimiento potencial. Por ejemplo, en Groupama AM esperamos tasas de crecimiento del 2,1% y 1,9% respectivamente en Estados Unidos y la zona euro (en comparación con el 3,4% a nivel mundial).

Las rentabilidades de los bonos están actualmente desconectados de la situación macroeconómica

El otro tema importante que se espera impacte en los mercados en 2018 no es nuevo, ya que se trata del cambio gradual en las políticas de los bancos centrales. El BCE reducirá su programa de compra de activos a 30.000 millones de euros por mes a partir del próximo enero, hasta que se recorte por completo el programa en septiembre de 2018. Por su parte, la Fed ya subió los tipos de referencia el pasado 13 de diciembre, seguido de otras 3 subidas el próximo año, tras de lo cual los Fed Funds deberían alcanzar el 2,25%.

Con los bancos centrales maniobrando hacia un ajuste gradual de las condiciones monetarias, lo que resulta en flujos de liquidez ligeramente inferiores en los mercados de bonos, podemos esperar un aumento en las yields tanto en la deuda soberana como en los bonos corporativos.

Mercados de renta variable: perspectivas de crecimiento de beneficios de dos dígitos

En el mercado de crédito, los fundamentales de los emisores siguen siendo en general saludables: en la zona Euro, se observa una reducción continua en el apalancamiento de las empresas, con volúmenes históricamente altos de cash en los balances de las compañías, y las tasas de default son bajas, dadas las condiciones financieras que hasta ahora han sido muy favorables para los emisores. La pregunta principal se refiere a las valoraciones estrechas de los bonos corporativos, porque los niveles de los spread equivalen actualmente a los de 2007. Esto es justificable debido a los positivos fundamentales. Anticipamos una ligera ampliación de los diferenciales en 2018, razón por la cual estamos moderando nuestras posiciones en este segmento en comparación con trimestres anteriores.

Por el lado de la renta variable, las valoraciones actuales en Estados Unidos e incluso en Europa no permiten decepciones en sus fundamentales. Los múltiplos han aumentado fuertemente a ambos lados del Atlántico. En comparación, las acciones en la eurozona van a la zaga. Según las previsiones del consenso, el crecimiento de los beneficios empresariales debería estar cercano al 12% en 2017 y al 9% en 2018 en Europa, comparado con 11% y 11% respectivamente en Estados Unidos. Esta tendencia de beneficios muy sólida debería reflejarse en menor medida en los precios de las acciones.

Estrategia de inversión: 4 temas prometedores del mercado de renta variable

En Groupama AM mantenemos nuestra preferencia por los valores más arriesgados, adoptando un enfoque de selección de valores altamente selectivo. Vemos cuatro temas principales en los mercados bursátiles: primero, los valores cíclicos que pueden beneficiarse de los esfuerzos de inversión y las ganancias en productividad, como las empresas especializadas en nuevas tecnologías; en segundo lugar, el tema de las fusiones y adquisiciones, que se juzgan tener un efecto estimulante tanto para las empresas compradoras como para las objetivo, en tercer lugar, el tema de la cuidadosa exposición a los mercados emergentes a través de grupos industriales o de lujo bien seleccionados. Nuestra cuarta convicción tiene que ver con las empresas más expuestas a la mejora generalizada de la economía: encontramos estas empresas principalmente en los sectores de energía, banca y productos básicos.

Finalmente, en los mercados de bonos, mantenemos nuestra preferencia por los vencimientos cortos y el segmento de high-yield euro, que son menos sensibles al riesgo de tipos de interés. Al mismo tiempo, los bonos ligados a la inflación y la deuda subordinada financiera siguen siendo atractivos.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído