Los seis factores que cambiarán el juego en la industria de gestión de activos


Un estudio de la consultora PwC calcula que el patrimonio global de activos bajo gestión pasará de los 64 billones de dólares de 2012 a los 100 billones de dólares en 2020. En esta expansión de la industria de fondos, en la firma han identificado seis grandes factores que contribuirán a cambiar las reglas del juego de la gestión de activos, tal y como publica Citywire. “Una fuerte imagen de marca y la confianza del inversor en 2020 sólo serán logradas por aquellas firmas que eviten cometer errores que atraigan la ira de los inversores, reguladores y autoridades. Los gestores deben transmitir el mensaje claro de que entregan un impacto social positivo a los inversores y autoridades. Los esfuerzos requeridos para satisfacer a inversores y autoridades no se puede dejar a otros”, afirmaba al respecto Rob Mellor, socio de PWC. 

1. Auge de ETF y gestión alternativa

La primera conclusión del estudio es que, aunque la gestión activa tradicional seguirá siendo predominante en la industria, crecerá menos rápido que las estrategias pasiva y alternativa. La estimación de PwC es que los activos alternativos crecerán un 9,3% al año desde ahora hasta 2020 hasta alcanzar los 13 billones de dólares. 

Paralelamente, la consultora cree que los gestores recibirán para dentro de seis años “un número significativo de ofertas de ETP para proveer la demanda creciente”. Estas ofertas combinarían estrategias activas y pasivas y también servirían como una vía rápida de acceso a estrategias alternativas. Además, estiman que los ETF contribuirán a incrementar los márgenes de beneficio de las gestoras. 

2. Facebook y Apple entrarán en el negocio de la gestión

Desde PwC observan que en la actualidad la industria de gestión de activos cuenta con una infraestructura en la que se emplea un nivel relativamente bajo de tecnología. Sin embargo, su estimación es que el uso de tecnologías será determinante en 2020 para conseguir el compromiso de los clientes de la firma y otros potenciales, para mejorar la eficiencia operacional y los informes regulatorios y de impuestos. Paralelamente, estiman que este avance traerá mayores riesgos del ciberespacio, hasta el punto de que consideran que los ataques informáticos se convertirán en uno de los riesgos clave de la industria. 

En concordancia con otra encuesta realizada recientemente por la firma, en la que más de un 25% de los gestores declaraban no estar seguros de si el uso de tecnologías móviles para comunicación o distribución jugarán un papel crítico en su negocio, la expectativa de PwC es que el vacío existente entre las necesidades de los clientes y la lenta incorporación de los gestores a nuevas tecnologías abra las puertas a nuevos jugadores en la industria.

Habida cuenta de que creen que las compañías tecnológicas y de redes sociales son las mejor posicionadas, PwC vaticina que empresas como Facebook, Twitter, Amazon o Apple (a través de iTunes) podrían convertirse en proveedores de información “o incluso podrían asociarse e incluso comprar una firma de servicios de back-office para crear una estructura de gestión de activos”.

3. Transformación de los modelos de comisiones

Otro de los escenarios manejados para 2020 es que para entonces habrá más regiones con redes de distribución y con mayor regulación para proteger los intereses del cliente final. “Esto incrementará las presiones sobre la transparencia de los gestores e impactará sustancialmente sobre la estructura de costes de la industria”, explican. En añadidura, esperan que se incremente la regulación, hasta el punto que pronostican que dentro de seis años podría nacer un consenso regulatorio global. 

4. Las plataformas globales y regionales dominarán la distribución

Asia, Latinoamérica y Europa se consolidarán en 2020 como bloques de distribución en los que se permitirá la venta de productos para todos los países de la región. El desarrollo de regulación y vínculos de comercio vendrán parejos con la creación de estos bloques de distribución, y esto a su vez “transformará la manera en que los gestores ven los canales de distribución”, según PwC. Además, puede cambiar las aptitudes que se exijan a los gestores teniendo en cuenta las distintas jurisdicciones. Entre ellas, la consultora destaca que se les podrá exigir conocimientos culturales y nociones de diplomacia. 

5. Una nueva generación de gestoras globales

Dentro de las distintas áreas de la gestión activa, desde la consultora identifican la gestación de una nueva estirpe de gestoras globales que emergerá en 2020. Éstas se servirán de plataformas muy modernizadas, soluciones a medida de los clientes y marcas mejores y más fuertes. La otra novedad es que este tipo de gestores no vendrán sólo del mundo tradicional de la gestión activa, también de la gestión alternativa. 

Dos tendencias asociadas serán la de imagen de marca –para conseguir mayor escala- y el descenso de los intermediarios que cobran en comisiones, “por lo que los gestores de activos tendrán que desarrollar o expandir sus propias aptitudes de distribución a través de alianzas con canales de distribución con comisión única”, explican desde la firma. Sus expertos creen que “esto permitirá al gestor estar más cerca del consumidor final”. 

6. Más inversiones socialmente responsables

El sexto factor que detectan en PwC es la demanda creciente de estrategias de inversión fuera de Estados Unidos centrados en usos sociales y regulatorios, con campañas que transmitan estos objetivos. “Esto ayudará al público a ver a la industria como parte de la solución y no del problema”, concluye el informe. 

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído