Los secretos de las sicav españolas que más brillaron en 2009


La evolución positiva del mercado el año pasado fue propicia para las sicav españolas, que obtuvieron rentabilidades positivas en su mayor parte. De hecho, solamente alrededor de 240, que suponen el 7,5% de los 3.205 vehículos registrados en España, cerraron el año con rentabilidades negativas. Además, el 94% del conjunto logró batir la media de inflación de 2009, año en el que los precios cayeron el 0,3%. Sin embargo, si bien fue relativamente sencillo superar esta barrera, no resultó tan fácil obtener mejores rentabilidades que los índices de renta variable. Así, sólo 89 productos, representativos del 2,8% del total de sicav, obtuvieron retornos superiores al 29,84% de revalorización del Ibex-35, según elaboracion propia a partir de datos de BME.

Entre las mejores, el denominador común fue el aprovechamiento del rebote bursátil, gracias a unas altas posiciones en renta variable mantenidas desde el inicio de la recuperación de los mercados, así como una selección de activos alejada de España y una apuesta fuerte por firmas de menor capitalización. En Gold & Silver, de Gesbankinter, la primera del ránking con una rentabilidad del 144,7%, el porcentaje de inversión en bolsa superó el 90%. La sicav, que invierte en acciones de pequeñas compañías de metales preciosos de Canadá, Australia y EEUU, principalmente con concesiones en la explotación de minas de oro, plata y platino, se recuperó el año pasado de la fuerte caída sufrida en 2008, momento en el que el mercado se cebó con las small caps. Y mantiene la misma filosofía para este año.

También es casi total el porcentaje invertido en bolsa de Toro Capital, sicav de Credit Agricole, que ganó el 67%. “La filosofía es invertir al menos el 95% de su patrimonio en bolsa, sin coberturas en divisas ni tampoco mediante derivados”, explica Juan Cocero, responsable de ventas de Toro Capital. A finales de año, el porcentaje ascendía al 96,25%, con el 3,75% restante en repos y liquidez, según datos de la CNMV. Y con un enfoque en áreas como la industrial o la alimenticia, donde se buscan compañías conocidas debido al perfil de los consejeros de la sicav, vinculados al sector industrial.

El foco de atención en 2009 estuvo en small y mid caps internacionales, en su mayor parte europeas y estadounidenses, haciendo hueco a firmas brasileñas y con muy pocas compañías españolas. Todo ello, con sesgo value: “Miramos más el análisis fundamental que el técnico para buscar firmas de valor”, afirma Cocero, que asegura que mantendrán la misma filosofía de cara a 2010. “Se rotará la carea según vayamos viendo nuevas aportaciones y buscando valor en nuevas firmas con una perspectiva de largo plazo, pero el estilo no cambiará”, explica. De hecho, la confianza en su gestión le lleva triplicar la valoración de la sicav: así, cree que su valor liquidativo objetivo está en 30 euros, frente a los 11 actuales.

Una sicav novata con gestión activa

La tercera en el ránking es Bolsa Directo, de Metagestión, que con apenas dos años de vida (se lanzó a mediados de 2008) logró un retorno del 65% el año pasado. El director de inversiones de la gestora, Guillermo Escribano, asegura que desde su creación las perspectivas a medio y largo plazo eran muy positivas, debido a los buenos pronósticos para los mercados y las atractivas valoraciones. De ahí que el año pasado invirtiera entre un 60% y un 65% de sus activos en renta variable, si bien la sicav cuenta con total flexibilidad para exponerse a bolsa o a renta fija. Junto a esta libertad, las claves de su trabajo son una gestión activa y el análisis fundamental como herramienta fundamental a la hora de hacer la selección.

“El año pasado elegimos valores muy baratos principalmente en Europa, aunque también tomamos posiciones en EEUU y España, en valores no afectados por una escasez de liquidez, poco endeudados y evitando sectores como el bancario”, asegura Escribano. En 2009 la apuesta estrella fueron empresas europeas, especialmente alemanas y francesas, que se encontraban al margen de los problemas económicos. Sobre todo firmas más pequeñas y cíclicas, en áreas como materias primas y distribución, un perfil ligeramente distinto al que han adoptado para afrontar 2010, algo más defensivo.

“El mercado no subirá tanto, así que intentaremos captar el máximo posible y aprovechar la rentabilidad por dividendo que ofrecen compañías como las telecos europeas”, aseguran desde Metagestión, apuntando valores como Deutsche Telecom, France Telecom o Vivendi, y excluyendo Telefónica. “Evitamos valores grandes españoles, como esta última o Santander debido a sus altas valoraciones, pero hay firmas medianas, como Ferrovial, Gamesa, Acciona o Repsol que presentan interesantes oportunidades”. Además del sector de telecomunicaciones, entre los dos tercios de la cartera que tiene actualmente invertida la sicav en bolsa, también apuesta por firmas energéticas, eléctricas y petroleras. “Todo esto ofrece más oportunidades que la renta fija, que no merece la pena actualmente”, asegura Escribano, que explica que el tercio restante de la sicav está invertido en repos. A Metagestión no le convencen los mercados emergentes, debido a los potenciales problemas de liquidez, si bien reconoce que muchas de las firmas europeas que tienen en cartera tienen exposición a estos países.

En el top 10 del ránking también figuran seis sicav de Bestinver, con retornos muy parecidos, entre el 62,5% de Loupri Inversiones, hasta el 64,5% de Texrenta, debido al mantenimiento de la filosofía de inversión. “La casa se caracteriza por las simplicidad, por lo que la gestión es la misma en todos los vehículos, ya sean fondos, sicav, mandatos o fondos de pensiones”, explica Beltrán Parages, responsable comercial de Bestinver. Juanto a estas dos también figuran Bestinver BS (63,8%), Linker (63,5%), Divalsa Inversiones (63,4%) y Acciones, Cupones y Obligaciones Segovianas (62,7%). 

Lo más leído