Los riesgos de las microfinanzas


En febrero de este año el CSFI[1] (Centre for the Study of Financial Innovation) publicaba el tercer estudio de una serie llamada “Microfinance Banana Skins[2], cuyo objetivo es clasificar los riesgos que afectan a las microfinanzas en función de las 536 contestaciones recibidas entre Noviembre y Diciembre del año 2010 de analistas, inversores, reguladores, profesionales y otros agentes del mercado de microfinanzas de 86 países.  

En la tabla que encontramos en esta publicación (http://db.tt/7QItnPCW) se enumeran y clasifican los riesgos en función de las respuestas de los participantes en la encuesta.

  

Como se observa los 2 riesgos más grandes para todos los agentes del mercado son: El riesgo del crédito y la reputación.  Analicemos el por qué de su clasificación tan alta:  

 1.      El riesgo del crédito: entendido como el porcentaje de la cartera de créditos en riesgo y estrechamente relacionado con la tasa de morosidad, puntúa tan alto debido fundamentalmente al miedo al sobreendeudamiento. Es un hecho que en muchas economías existe un gran descontrol sobre los profesionales de las microfinanzas, lo que conlleva en muchos casos a prestar microcréditos “a ciegas”, es decir, sin conocer el historial crediticio del cliente. Además, el hecho de que cada vez es mayor la competencia en este sector está fomentando el que muchos profesionales del sector no observen las cautelas debidas y que muchas Instituciones de Microfinanzas, con miras a aumentar el número de clientes, no aumenten esfuerzos en implementar mejores controles internos.   

 

  2.       Reputación: La buena imagen que el sector venía desprendiendo desde hace décadas se ha visto cuestionada en algunos medios debido a determinados escándalos que se han sucedido relacionados con malas prácticas, siendo ciertos algunos de ellos, y con influencias de intereses meramente políticos, como en el caso de Andhra Pradesh. Sin embargo es un hecho el que la reputación se ha visto dañada y que es necesario implementar nuevas normas y principios de actuación para que los objetivos de impacto social, fundamentales en el sector, no pierdan su papel como razón de ser de todo lo demás.   

 

Pero, como puso de manifiesto Jean Philippe Schrevel, CEO de BlueOrchard en las conferencias sobre inversión en microfinanzas, que organizamos en Finenza en Noviembre de 2011: “… actualmente el sector de las microfinanzas está creciendo y su maduración institucional va en aumento, gracias a un mayor control, regulación y mejor análisis del riesgo”. Añadió que tras el calentamiento de los años anteriores, hay un “back to basics”, y que ahora existe una forma más metódica, con mejores prácticas, de construir las carteras.  

 

Nosotros concluimos que estas inversiones no están exentas de riesgo, pero éste es relativamente bajo, comparado con cualquier otro riesgo corporativo o público.

 

[1] Think-tank sin ánimo de lucro establecido en Nueva York establecido en 1993. [2] Estudio patrocinado, entre otros, por CGAP del Grupo del Banco Mundial

 

 

 

 

Francisco Neri

Microfinenza is the microfinance division of FINENZA

 

 

 

 

 

 

 

 

Sitios Relacionados: www.microfinenza.com; www.finenza.com; Artículos para profundizar

 

Lo más leído