Los riesgos a los que se enfrenta Europa Central y del Este: país por país


Con el rebrote registrado por la crisis de deuda de la eurozona, las perspectivas para las economías del centro y del este de Europa se han deteriorado notablemente. Aparte de las incertidumbres generadas en torno a Hungría, podría decirse que estos países no están en el corazón de la crisis. Sin embargo, existen varios factores que apuntan a un elevado riesgo de contagio de estos mercados si finalmente Grecia cae en ‘default’ y se ve obligada a abandonar la Unión Económica y Monetaria (UEM).

Según explica Generali Investments en un informe en el que analiza cuál es la posición en la que se encuentra cada país, la gestora considera que el riesgo más inminente es el que hace referencia a un colapso del sistema financiero heleno. En este sentido, la firma asegura que Rumanía y Bulgaria son particularmente vulnerables a un escenario de este tipo, dada la importante actividad que las entidades financieras griegas tienen en ambos países. Por el contrario, la exposición del resto de economías sería más pequeña.

“Dicho esto, la repercusión de una salida de Grecia del euro en el conjunto del sector financiero de la UEM podría tener un impacto muy significativo en Hungría, Polonia y la República Checa”. Budapest sería –en opinión de Generali Investments- quien se vería más afectada. Los riesgos que amenazan con golpear de lleno a su economía no se limitan, sin embargo, a la problemática griega. “Una fuerte pérdida del apetito por el riesgo por parte de los inversores podría provocar un daño en el país aún mayor”, asegura la entidad.

No obstante, Hungría no sería el único que se vería afectado por una mayor aversión al riesgo. “Turquía, por ejemplo, podría tener problemas por su elevado déficit por cuenta corriente y por las consecuencias que acarrearía una masiva salida de capitales del país”, indica. En este aspecto, Generali Investments entiende que el déficit por cuenta corriente no es un problema para Rusia, pero sí el hecho de tener que enfrentarse a una mayor salida de capital extranjero. “A esto habría que añadir el riesgo a una ralentización de su economía ante menores ingresos vía exportaciones por la caída del precio de las materias primas.”

En términos generales, desde la entidad se muestran convencidos de que, al ser economías eminentemente exportadoras cuyo principal socio es la UEM, el riesgo de contagio es muy elevado. “La clave estará es ver cuál será la evolución de la economía alemana”, aseguran desde la firma italiana. Por lo pronto, una intensificación de la crisis en la eurozona afectaría de lleno a las economías del centro y del este de Europa, un escenario que desde Generali Investments han incluido en sus previsiones actuales. Lo que está claro es que “el contagio incontenible que podría provocar la expulsión de Grecia del euro incrementaría aún más los riesgos en la región”.

Noticias relacionadas

Lo más leído