Los rescates por desempleo a los planes de pensiones se multiplican en 2011


Los fondos de pensiones han sufrido en sus propias carnes el contexto de crisis económica y alto paro por el que atraviesa España. Así, el año pasado las prestaciones por supuestos excepcionales -que contemplan casos de enfermedad grave y situación de desempleo de larga duración y permiten retirar capital sin penalizaciones- restaron 450 millones de euros a los activos de los fondos de pensiones, una cantidad 10 veces mayor a la retirada en el último año antes de la crisis (en 2007 se rescataron por este supuesto 44,2 millones de euros). La cifra también es un 25% superior a la de 2010, cuando estas prestaciones ascendieron a 358,1 millones de euros, según los datos de Inverco.

 

En 2010, con los últimos datos oficiales disponibles, los partícipes que ejecutaron esta opción se situaron en 71.176 y la cuantía recuperada ascendió a 326,5 millones. En 2011 la previsión es que se recuperasen cerca de 450 millones por estos supuestos especiales de liquidez.

 

En total, el patrimonio en pensiones de cierre de 2011 fue de 82.936 millones a final de 2011, un 2,1% menos que el año anterior. Las aportaciones netas sumaron 1.003 millones, pero las prestaciones especiales restaron 450 millones y la caída de la rentabilidad recortó otros 1.205 millones.

 

El efecto mercado, clave de futuro

Inverco considera que tanto las rentabilidades como las aportaciones netas podrían ser positivas en 2012, lo que haría aumentar el patrimonio este año en un 4%, es decir, unos 3.400 millones de euros, alcanzando los 86.350 millones de euros. “2011 estuvo caracterizado por la estabilidad, pero con una disminución de las aportaciones netas, desde los en torno a 5.000 millones de otros años hasta los 1.000 millones debido a un efecto combinado de menores aportaciones y descenso de las prestaciones”, aseguró Fermín Álvarez, presidente de la Agrupación de fondos de pensiones, destacando eso sí su gran liquidez. Álvarez comentó que sólo la mitad de la población española tiene planes de pensiones, lejos del 80% en Europa, y sólo el 12% de la población activa tiene planes de empleo. “11.000 empresas tienen planes para sus empleados y el crecimiento podría o debería venir de ahí en el futuro”, comentó.

 

Para 2012 auguró otro año de estabilidad, excluyendo un cambio radical de la situación debido a la fiscalidad y contemplando la posibilidad del mantenimiento o la caída de las aportaciones netas hasta dar lugar a una cifra plana. “El crecimiento a futuro vendrá dado por la rentabilidad más que por las aportaciones”, apostilló.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído