"Los que toleren la volatilidad a largo plazo todavía tienen ventajas"


El equipo de multiactivos de M&G Investments sigue creyendo que los mercados de renta variable global ofrecen valor desde un horizonte temporal de largo plazo. En su opinión, la deuda pública occidental, sobre todo en EEUU y Reino Unido, supone una inversión muy poco atractiva debido a los bajos niveles de rentabilidad que ofrece. Como alternativa, los bonos públicos de otros países, como Australia, México, Brasil y Corea del Sur, aunque son ahora menos atractivos que en el pasado, en su mayor parte siguen ofreciendo buenas rentabilidades frente a los bajos ratios de los países centrales de Europa y EEUU.

“En un trimestre en el que el movimiento de los precios ha sido caótico y ha habido evidencias de deterioro en las condiciones económicas mundiales, buscar sentido a los movimientos del mercado es complicado”, comenta Dave Fishwick, director de Inversiones Macro y Renta Variable de M&G Investments, en un informe de perspectivas para el tercer trimestre. Para el experto, que se pregunta si esos vaivenes están justificados o se trata de meras respuestas emocionales de los inversores, los precios reflejan el intento de los inversores de reaccionar a los sucesos en Europa.

Sin embargo, advierte de que hay signos de contracción económica en todo el mundo que también podrían estar empujando el precio de la renta variable a la baja, cuestionando “de forma legítima las actuales valoraciones”.

Aun así, considera que el gap existente entre las rentabilidades de algunas acciones y de la deuda pública occidental aún “sugiere ventajas atractivas para los inversores dispuestos a tolerar volatilidad a largo plazo”. Para Fishwick, la cautela sigue siendo esencial, en el sentido de seguir de cerca los hechos, pero cree que, como inversores, no es menos importante “mantener la disciplina y recordar que el futuro tiene la capacidad de sorprender tanto positiva como negativamente”.

Lo más leído