Los profesionales financieros confían más en los flujos de clientes que en el mercado como fuente de crecimiento


Natixis IM ha publicado la segunda parte de su encuesta global a profesionales financieros.  En la misma ha preguntado  a 2.700 profesionales financieros, entre ellos gestores de patrimonios, asesores financieros registrados, expertos en planificación financiera e intermediarios y agentes de bolsa independientes, en 16 países de todo el mundo sus perspectivas en cuanto al negocio de activos bajo gestión y las conclusiones muestran un cierto optimismo a pesar de las dificultades que para la industria presenta la crisis del COVID-19.

Una de las conclusiones que deja la encuesta es que de media  los encuestados esperan que su patrimonio gestionado aumente un 2,5 %, cifra que en el caso de España se eleva hasta el 3,7% durante los próximos doce meses. Eso a corto plazo pero a medio plazo la expectativa es aún mejor ya que de media se espera obtener un crecimiento anualizado del 14 % durante los próximos tres años, que en el caso de España asciende al 16%.

Además, la gran mayoría piensa que este crecimiento provendrá de la pata de los flujos y no tanto de la evolución del mercado. De hecho el 67% confía en que ese crecimiento venga de nuevos activos de nuevos clientes y el 63% que lo haga de nuevos activos de clientes actuales. Cifras superiores al 47% que espera que sean las rentabilidades del mercado el principal motor del crecimiento.

Sin embargo, estos datos generales difieren cuando se analizan solo las expectativas de los profesionales financieros españoles. De hecho, en nuestro país, el 62% consideraba que sería el desempeño del mercado la principal fuente de crecimiento, seguido de nuevos activos procedentes de clientes actuales (52%), mientras que los activos procedentes de nuevos clientes se quedan en el tercer puesto (48%).

Además de las expectativas a futuro, ya sea a corto o largo plazo, la encuesta realizada por Natixis IM también recoge las preferencias que han tenido los profesionales financieros en el último año. A la pregunta de qué es lo que más buscaron los clientes los últimos doce meses, un 29%, un 37,3% en España, señaló que las inversiones con dimensión ESG despertaban un mayor interés en las inversiones sostenibles dentro de una cartera.

 Otro aspecto interesante se ve en el uso de los activos alternativos. El 54% afirmó que son más atractivos en el entorno de mercado actual y  de hecho, el 68 % los utilizaba como posible forma de generar rendimientos. En España, el porcentaje que ve atractivos los alternativos es abrumadoramente mayoritario: 76% los ve atractivos y el 82% los usa como una vía para generar rendimiento. Por tipo de activo dentro del universo de los alternativos, más de un tercio (35 %) de los encuestados recomendaba el uso de activos reales y el 34 % también apreciaba ventajas en la inversión en infraestructuras. En el caso español, las principales recomendaciones son estrategias de Hedge Funds (42%) y Private Equity (38,7%).

“Los profesionales financieros están volviendo sobre los supuestos básicos de la inversión y diseñando estrategias para mercados y escenarios de negocio potencialmente más inciertos”, señaló Sophie del Campo, directora general de Natixis Investment Managers para Iberia, Latam y US Offshore. “Invertir y configurar una cartera adecuadamente diversificada es un arte que implica conjugar eficiencia, creatividad y coherencia. La encuesta indica que los clientes son conscientes del potencial de inversión de los activos alternativos, así como la importancia de las estrategias ESG, que se han vuelto más visibles en el mundo dominado por la COVID-19”.

Más gestión activa en tiempos de incertidumbre

Esa vuelta a lo básico también se nota en el creciente interés que presenta la gestión activas tras varios años de hegemonía de la gestión pasiva debido a la mayor incertidumbre y volatilidad que hay en el mercado. Se ve por ejemplo en que el 79% de los profesionales financieros cree que el mercado actual favorece a las carteras activas. No en vano, de media, el 69% de los activos de clientes se encuentra en inversiones gestionadas activamente, una cifra que se espera que se mantenga los próximos tres años.

Por categorías, donde se espera que esa gestión activa aporte más valor a las carteras es en los fondos fondos de renta variable de pequeña capitalización (69%) y los fondos de los mercados emergentes (69%). En otras categorías, los inversores profesionales piensan que la gestión activa aporta valor en los fondos de renta fija (36%), de activos alternativos (48%) y de valores de gran capitalización (41%).

 

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas