Los profesionales CFA critican la credibilidad de las agencias de rating


La mayoría de los profesionales con el título CFA en todo el mundo considera que el mercado no toma en serio a las agencias calificadoras debido al pobre acierto que tuvieron para calificar los productos estructurados sobre hipotecas que condujo a la crisis financiera de 2008 según una encuesta de CFA Institute, la asociación global de profesionales de inversiones conocida por administrar el Programa de Chartered Financial Analyst (CFA).

Entre las conclusiones de la encuesta, en la que participaron más de 5.000 miembros de la institución antes de la baja de calificación de Standard & Poors a EEUU, los participantes consideran que las agencias tienden a actuar muy tarde, después que los mercados ya hayan digerido las noticias de relevancia.  

En los temas de la calificación de la deuda soberana, solamente un tercio de los miembros CFA que respondieron consideran que las agencias calificadoras están actuando de manera apropiada. Con todo, y porque tienen poca credibilidad real en el mercado, dos tercios aseguraron que bajar la calificación de crédito de la deuda de EEUU de AAA a AA impulsaría los costes de sus préstamos de manera moderada, deprimiendo también ligeramente el valor de los bonos del Tesoro.

A pesar de lo ocurrido recientemente con S&P, el 41% de los participantes en la encuesta de fuera de Estados Unidos consideraba que el trabajo de las agencias de calificación con respecto a Estados Unidos refleja un favoritismo hacia el país, también su país de origen.

“No hubo en realidad mucha información en la bajada de calificación de AAA a AA+ de Standard & Poors. Lo que sí sorprende un poco es la proyección negativa que S&P dio en la deuda de Estados Unidos: la agencia estableció que además podría bajar de calificación a AA en los próximos dos años si las reducciones de gastos son menores a los que se acordaron, si suben los tipos de interés o si el Gobierno incrementa su deuda”, comentó Robert Johnson, director ejecutivo de CFA Institute.

Para otros expertos, EEUU enfrenta una crisis de confianza con los inversores de todo el mundo, incluyendo América Latina. Las razones de esta crisis, y el catalizador para el cambio de calificación, “fueron las conversaciones prolongadas sobre el techo de la deuda”, agregó Johnson, en la medida en que “la política suicida de los legisladores y la aparente incapacidad de compromiso ha suscitado esa reacción”. “Las 3 ‘C’ del crédito son el capital, la capacidad y el carácter y este último ha sido puesto en duda”, apostilló.

Como consecuencia añadida, los mercados de América Latina y otros están siendo afectados negativamente debido a la relación interconectada del sistema financiero mundial.

Noticias relacionadas

Lo más leído