Los planes de pensiones se dejan más de 500 millones en la primera parte de 2017


La primera mitad de 2017 no deja buen sabor de boca para la industria de los planes de pensiones. A cierre del primer semestre, estos vehículos acumulan 566 millones de euros de prestaciones netas, una cifra inferior a los 820 millones de salidas netas que alcanzaban el año pasado en el mismo periodo y los 640 millones de 2015.

Un año más se confirma la estacionalidad de los mismos, al centrarse las entradas netas en la segunda parte del año, concretamente en la recta final de año. La peor parte se la llevan los planes de empleo, que ven salir casi 350 millones netos. Por otro lado, los individuales pierden más de 180 millones y los asociados casi 20 millones en prestaciones netas.

Sin embargo, en el sistema individual, los planes de renta variable mixta y los puros de bolsa reciben aportaciones netas en los seis primeros meses de 2017. Casi 130 millones los primeros y cerca de 80 millones los segundos. Las prestaciones netas más altas las acumulan los planes de renta fija a corto plazo, con casi 280 millones de salidas netas, seguidos de los planes de renta fija mixta y renta variable mixta, con 66 y 46 millones de salidas netas, respectivamente.

A nivel patrimonial, la industria española de pensiones aumenta su volumen hasta los 108.000 millones de euros, un 1,33% más que al cierre de 2016. Un 66% de esta cifra corresponde a los planes individuales, cerca de 72.000 millones, el 33% restante a planes de empleo, más de 35.000 millones, y apenas un 1% a planes asociados, por encima de los 900 millones.

Noticias relacionadas