Tags: Pensiones |

Los planes de empleo pierden un 4% en 2018 y viven su peor año de la década


Ni los planes de empleo se han salvado de la sangría de rentabilidades ocurrida el año pasado. Según los datos de Inverco a cierre de año, los planes de empleo españoles perdieron, de media, un 3,95% en 2018. Se trata, al igual que ocurría con los fondos de inversión, de su peor ejercicio de la última década.

Hay que remontarse hasta el año 2008, cuando ocurrió la caída de Lehman Brothers, para encontrar un ejercicio con rentabilidades peores a las del pasado año. Entonces, los planes de empleo perdieron de media un 10,4%, según estos datos, por encima del 3,95% de 2018.

Evolución de la rentabilidad media del sistema de empleo

2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018
-10,4 9,28 2,01 0 8,04 7,7 7,13 2,88 2,75 3,19 -3,95

Fuente: Inverco, datos a cierre de 2018

 

Pero la sangría ha sido tal que ningún plan ha logrado acabar el año en positivo, según Inverco. Eso sí, la diferencia es sustancial entre el mejor producto, que apenas bajó un 0,38%, y el peor, que se desplomó casi un 17%.

De los 25 con mayor patrimonio bajo gestión, el de los empleados de Caixabank es el único que ha conseguido perder menos de un 2%, que por otra parte es el mayor plan de empleo en España, con activos bajo gestión por valor de 5.574 millones.

En el lado opuesto de la balanza, los empleados de Nestlé y Mapfre se han llevado el mayor varapalo, con descensos del 4,65% y del 4,44%.

En términos de captaciones, tampoco ha sido un buen año: estos productos han sufrido reembolsos netos por valor de 755 millones de euros. Con el pasado, suman ya siete años consecutivos sin entrar dinero neto en estos productos, cuyo patrimonio está estancado y únicamente crecía por la rentabilidad de sus carteras.

Saldo de patrimonio

Ahora, tras un fatídico año tanto por rentabilidades como por suscripciones, el sistema de empleo alcanzó un volumen de activos de 33.957 millones de euros, con una caída del 5,3% con respecto a diciembre de 2017. El número de cuentas de partícipes totalizó 1.999.482. 


Mientras, la industria de pensiones alcanzó los 107.033 millones de euros, lo que supone una reducción de 4.091 millones de euros en el conjunto del año , es decir, un 3,7% menos que en diciembre de 2017.

Noticias relacionadas

Lo más leído