Los planes de Elvira Rodríguez para la industria de gestión de activos


Elvira Rodríguez, presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), presentó ayer ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados el informe anual de actividad del 2013 y, además, respondió a diferentes cuestiones de actualidad realizadas por los parlamentarios relacionadas con la industria financiera y con las Instituciones de Inversión Colectiva.

Rentabilidad objetivo no garantizada

La presidenta quiso destacar la supervisión preventiva como una de las líneas estratégicas de la CNMV y como mejor ejemplo de ello, su actuación ante la comercialización de los fondos de rentabilidad objetivo. “Hemos querido asegurarnos de que los inversores no confundiesen estos productos con los garantizados”, explicaba Rodríguez, de ahí que se haya requerido una mayor transparencia en relación a estos productos.

Llegado el vencimiento de los garantizados, comentaba la presidenta cómo algunas entidades habían comenzado a sustituir estos últimos por los productos de gestión pasiva. En este sentido, la CNMV ha requerido que se intensificara la información al partícipe y que dejara constancia de las grandes diferencias que existen entre uno y otro.

En general, señalaba Rodríguez, se ha notado cómo las entidades han reducido el lanzamiento de estos productos y han comenzado a centrarse en otros.

MiFID II

Rodríguez ha indicado también ciertas potestades que va a tener el supervisor derivadas de MiFID II. Una vez entre en vigor en 2017, la CNMV podrá “prohibir o restringir la comercialización de determinados productos financieros cuando no los considere adecuados para los inversores minoristas”. La directiva, reconoce la presidenta, “propone medidas para reforzar la protección de los inversores, extendiendo el ámbito de las evaluaciones de idoneidad y conveniencia”.

Además, “la reforma de la MiFID, junto con el nuevo reglamento de abuso de mercado (MAR), van a facilitar, en el corto plazo, la tarea de los supervisores europeos al dotarnos de instrumentos de investigación y de sanción más adecuados para perseguir las actuaciones abusivas”, aclaró Rodríguez.

Un paso más en este ámbito es que, por ejemplo, MiFIID II concede a la CNMV la posibilidad de acceso a los registros telefónicos de compañías.

Sicav

Quizá el punto más “polémico” en la comparecencia de la presidenta fue el relacionado con las sicav. Varios parlamentarios cuestionaron a Rodríguez los beneficios fiscales que tenían estos vehículos para ciertos segmentos de la sociedad. En este aspecto, la presidenta se mostró concisa y delega las actuaciones necesarias en “la reforma fiscal” que realice el gobierno. La labor de la CNMV, apuntaba, es comprobar que estos vehículos cumplen los requisitos establecidos.

Como muestra de su actuación, a lo largo de el año pasado y el presente, se han revocado hasta 14 sicav. Por otro lado, ha informado que en 2014 se ha presentado la solicitud de registro de 140 sociedades, de las que 70 ya han sido aprobadas.

De todas maneras, Rodríguez advirtió que si hubiera algún tipo de reforma que afectara a estos productos, no le extrañaría que pasaran a domiciliarse en otros países como Luxemburgo. Algo similar a lo que ocurrió en el pasado en el País Vasco, en donde ya se aumentó la tributación de las sicav.

Mayor autonomía

Desde la CNMV, la presidenta pide “una reforma estructural que dote a la institución de suficiente flexibilidad y de las herramientas necesarias para cumplir con su cometido supervisor con la máxima eficacia en un contexto enormemente cambiante y dinámico”.

El objetivo es, según Rodríguez, dar una mayor autonomía y poder cumplir eficientemente con su papel en un sistema internacional de supervisiones financieros, “sin perder un ápice de responsabilidad”.

Aunque ha reconocido que el Gobierno ya ha dado un primer paso con la modificación del marco legal aplicable a la CNMV en su programa nacional. Un avance positivo para fomentar el crecimiento y la competitividad futura, recalca la presidenta.

Tasas

Al igual que se presentaba el informe anual de actividad, Rodríguez también explicó el motivo el proceso de reordenación de las nuevas tasas que va a aplicar la CNMV, un proyecto que ha iniciado ya su tramitación parlamentaria. “Este proyecto de norma pretende actualizar nuestra estructura de ingresos y diversificar la carga tarifaria de las tasas de manera que se asegure un marco más estable de ingresos para la CNMV”, explicó.

Estas nuevas tasas tendrán implicaciones en las IIC. No obstante, finalmente se ha eliminado la tasa de supervisión de solvencia de EAFI que tenían pensado aplicar en la propuesta inicial, apuntó la presidenta.

Tasa Tobin

Por otra parte, la máxima responsable del supervisor español emitió también una opinión propia sobre la tasa a las transacciones financieras, conocida como tasa Tobin. “Es un instrumento como otro cualquiera y estoy de acuerdo con ella siempre que haya homogeneidad en los países en cuanto a su tratamiento y que no haya arbitraje regulatorio”, argumenta. “Sino, no se persigue lo que se pretendía”, añade. 

INFORME ANUAL 2013

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente