“Los planes de austeridad para todos no tienen ningún sentido”, según Natixis AM


“Las operaciones de refinanciación a largo plazo aprobadas por el BCE han servido para evitar una crisis de financiación en Europa, al ser iniciativas que suponen un cambio de las reglas del juego”. Así al menos lo considera Axel Botte, estratega senior de renta fija de Natixis Global Asset Management, quien además considera que la autoridad monetaria mantendrá los tipos de interés extremadamente bajos hasta finales de 2013. “El crédito, sobre todo el financiero, debería verse apoyado por los elevados niveles de liquidez, mientras que la deuda soberana también podría ofrecer oportunidades”, asegura. 

 

Las incertidumbres todavía siguen siendo elevadas. Entre ellos, una posible salida de Grecia del euro. En este sentido, Botte considera que “obligar a Atenas a abandonar la moneda única sigue siendo poco probable, aunque el ruido político que se genera en torno a esta hipótesis aumenta las probabilidades”. En su opinión, “es difícil imaginar que algún país pueda verse forzado a dejar el euro”, aunque reconoce que “existe un descontento evidente por parte de las autoridades europeas sobre la lentitud con la que se están adoptando las reformas en el país”.  

 

Por el momento, como viene siendo tradicional Europa llegó en once horas a un acuerdo sobre Grecia que evita el desastre y permite tanto a la Eurozona como a los mercados globales ganar tiempo, indica el experto. “Sin embargo, las partes todavía no han reconocido que los problemas de solvencia derivan por completo de los desequilibrios que sufre la Unión Económica y Monetaria”. A juicio del estratega de renta fija de Natixis Global AM, los planes de “austeridad para todos” no tienen ningún sentido, ya que no permiten corregir los excesivos superávits por cuenta corriente del norte y los déficits del sur.

Lo más leído