Los partícipes del fondo inmobiliario de Santander retiran 500 millones en un mes


El Santander Banif Inmobiliario ha sido víctima indirecta de la crisis de las promotoras. Según publica hoy Expansión, en el último mes, los partícipes han reembolsado un 14% del patrimonio y han provocado la peor rentabilidad mensual de su historia.



La crisis de liquidez ha golpeado al mayor fondo inmobiliario español, el Santander Banif Inmobiliario. Este vehículo de inversión sufrió en noviembre una reducción patrimonial del 14%, provocada por la desbandada de inversores durante la ventana de liquidez del último mes. En total, los activos bajo gestión de este fondo han pasado de los 4.034 millones de euros de final de octubre a los 3.472 con los

que arrancó diciembre.



La mayor parte de esa caída patrimonial de casi 600 millones se debe a los reembolsos. El fondo Santander Banif Inmobiliario sufrió una salida neta de dinero (diferencia entre suscripciones y reembolsos) de 520 millones de euros en noviembre, con lo que acumula ya una fuga de 703 millones de euros en el año.



Esta situación ha provocado además que el fondo de Santander registre el peor mes de su historia en términos de rentabilidad, con una pérdida de 1,17%. Hasta ahora, tan sólo había mostrado números rojos en una ocasión desde que salió al mercado en marzo de 1995.



Fuentes de Santander aseguran que este recorte se debe a las minusvalías que provocan momento difícil que atraviesa el mercado inmobiliario, más que a la fuga de inversores del fondo.



La mayor gestora española asegura que no se plantea cerrar el producto e impedir los reembolsos para proteger la cartera de activos del mismo. Añaden que el nivel de liquidez del Santander Banif Inmobiliario ha sido suficiente para atender a la salida de inversores sin demasiadas complicaciones.

Lo más leído