Los partícipes de garantizados empiezan a buscar más rentabilidad en otros fondos


Los fondos garantizados están en horas bajas. Por una parte, los inversores han retirado 1.030 millones de euros netos en lo que va de año, según Ahorro Corporación. Por otra, las gestoras están reaccionando ante esta realidad y hacen mayores apuestas por las categorías hacia las que llegan esos flujos, como fondos de renta fija a corto plazo, con objetivo de rentabilidad o mixtos.

Esas cifras se explican sobre todo por las salidas en garantizados variables (1.000 millones de reembolsos), pero también es cierto que el apetito por los de renta fija se ha reducido en los últimos meses, pues han captado 300 millones desde enero. Y en mayo llegaron las salidas, de 500 millones netos, porque los inversores no renovaron ante los actuales rendimientos que están ofreciendo los nuevos fondos, más cercanos ya al 2% que al 3%, en un mes en el que esas rentabilidades han empezado a aflorar como denominador común más que como excepción. Los reembolsos netos en la categoría, contando también los garantizados variables, han sido de 600 millones en mayo (con vencimientos de 680 millones y captaciones en los once nuevos fondos de solo 33).

En lo que va de año, y frente a las salidas en garantizados, los monetarios (220 millones), fondos de renta fija a corto plazo (2.070) y renta fija duración (3.500) han captado más de 5.700 millones en conjunto, mientras los fondos mixtos se han hecho con 1.200 millones (740 de renta fija y 450 de variable) y los de renta variable con 600, con datos de Ahorro Corporación. Esto muestra que, “aunque el inversor sigue siendo conservador”, está inmerso en una búsqueda de rentabilidad que le hace inconformista con las actuales condiciones de los garantizados de renta fija, explica Carlos Magán, director del Departamento de Negocio de su gestora.

“La caída en los tipos de financiación del Tesoro por los buenos resultados de las subastas de deuda, así como la mejora de la prima de riesgo, explican la menor retribución de los activos de deuda del Estado, que han limitado sustancialmente la capacidad de estructurar fondos garantizados con rentabilidades que resulten atractivas", explica Ana Rivero, directora de Producto e Inteligencia de Mercado de Santander AM.

Por eso, los datos de mayo dejan claro que parte del dinero que sale de los garantizados en los vencimientos ya no vuelve: "se dirige hacia fondos de renta fija a corto plazo que ofrecen retornos superiores al 2% con vencimientos más cortos a los cuatro años que ahora imperan en dicha categoría y liquidez diaria –como fondepósitos con retornos del 2,5%– o a fondos con objetivo de rentabilidad”, dice Magán. "Las renovaciones en garantizados están costando más que otros años debido a la caída en los tipos de interés y el cliente está mostrando apetencia por productos con algo más de valor y riesgo", corrobora Martín Huete, director general adjunto de Caja España Fondos, en cuya red apuestan con fuerza por los fondos perfilados.

Desde Santander AM apuntan a los fondos de deuda a corto plazo como sustitutivos para el cliente de garantizados fijos: "En un entorno de tipos bajos, los inversores vuelven la vista hacia productos más orientados a la gestión activa y la captura de rentabilidades dentro del universo amplio de la renta fija. En el perfil tradicionalmente conservador de aquel habituado a invertir en fondos con garantía de capital, los fondos de inversión más demandados son aquellos que invierten en renta fija a corto plazo con cierta flexibilidad en emisores y plazos, como Santander Rendimiento, para maximizar las oportunidades de la renta fija en la parte corta de la curva", dice Rivero.

Cambio de película

En el caso de Bankinter Gestión de Activos, el cliente de garantizados que vencían ha estado yendo a parar a nuevos garantizados, con retornos del 3% hasta hace poco, pero a partir de ahora Raúl Moreno, director de Distribución Institucional de fondos de la gestora de Bankinter, cree que “la película ha cambiado” y que ya no se reenganchará si ofrecen retornos del 2%, sino que optará por fondos con objetivo de rentabilidad con mayores TAE –razón por la que la gestora empezará a lanzar también este tipo de fondos–. En éstos encuentra rentabilidades más atractivas, debido en primer lugar a que ni la entidad ni el partícipe han de soportar el coste de garantía y también a la posibilidad de que incluyan algo más de riesgo.

Al igual que Santander AM o Ahorro Corporación Gestión, también señala como alternativas los fondos de renta fija de corto o medio plazo, además de garantizados de renta variable. Los mixtos o productos de renta fija flexible de gestoras internacionales o de retorno absoluto son sus otras opciones, con rentabilidades mayores a las que ahora ofrecen los garantizados fijos, pues por ejemplo el Bankinter Renta Dinámica, fondo de retorno absoluto, gana más del 4% con una volatilidad del 3%, mientras algunos fondos de renta fija, como Bankinter Renta Fija Corto Plazo o el Largo Plazo suben cerca del 3% y 4% respectivamente.

Una política comercial diferente

Esos movimientos del dinero están provocando cambios en las políticas comerciales. “Hasta ahora el producto estrella eran los garantizados fijos, pero desde enero el dinero de los vencimientos ha ido a parar en parte a fondos de renta fija a corto plazo y a los de objetivo de rentabilidad”, dice Magán, fondos que han captado en términos brutos 3.750 millones, es decir, cuatro de cada 10 euros del volumen ganado desde principios de año en la industria. Por eso, y aunque de momento mantienen el producto en su gama, algunas gestoras están tomando la decisión de no renovar sus garantizados fijos y convertir esas carcasas en fondos con objetivo, proceso que vigila la CNMV y en el que el supervisor planea cambios para evitar confusiones.

Entidades como InverCaixa Gestión, KutxaBank Gestión, BBVA AM en menor medida y ahora también Bankinter Gestión de Activos han utilizado esa vía. Y también Ahorro Corporación Gestión, aunque también menos debido a que su tipología de clientes sigue demandando garantizados. Y esa tendencia, según Magán, se mantendrá en el tiempo.

En general, las entidades están recomendando a sus clientes introducir algo más de riesgo en sus carteras para obtener mayores retornos, sobre todo a través de fondos mixtos o perfilados de bajo riesgo. En el caso de Ahorro Corporación Gestión el equivalente serían sus fondos VaR, y en el caso de las grandes gestoras, los fondos perfilados (Quality Cartera en BBVA AM, Select en Santander AM o Elección en InverCaixa). Y también, con garantizados variables para que den el primer paso hacia las bolsas.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído