Los paquetes de ayuda pública, una oportunidad para las infrasestructuras asiáticas


En opinión de Magie Lee, gestora del fondo de infraestructuras de Invesco, las recesiones asociadas a una crisis financiera suelen ser más prolongadas. No obstante, su duración también se suele ver mitigada por por las políticas de estímulo fiscal y monetarias. Así, frente a una duración media de cerca de cuatro trimestres en una crisis económica, las crisis financieras suelen estar cerca de los seis trimestres y en el caso de juntarse una crisis financiera con una crisis global la duración puede alcanzar los ocho meses.

En el caso de la crisis actual, los países asiáticos se pueden gastar más de un billón de dólares hastab 2012. El principal motor de este programa de inversiones, según Lee, será China, con cerca del 48% de las inversiones, seguido de India, con un 23% de las mismas.

La parte más agresiva del programa, la realizada hasta finales de 2010, representará cerca de 800.000 millones de dólares y en ella China tendrá un protagonismo aún mayor, al suponer cerca del 69%. Estas inversiones se producen en un momento en quela regióntiene una elevada solidez financiera, con ratios de endeudamiento muy por debajo de los países más desarrollados.

Junto a los dos gigantes de la zona, Lee apunta a Corea y Taiwan como los otros dos grandes inversores en este terreno. En el caso de Taiwan, las inversiones que realizará este año supondrán un 64% más que las de 2008. Para Lee, estos programas de infraestructuras se beneficiarán además de una menor presión en los costes y de un entorno de tipos más bajos.

Las principales apuestas de Lee en el fondo Invesco Asia Infraestructuras son China Mobile, China Res Power, la australiana BHP Billiton, la india Reliance Inds y la compañía de Hong Kong CLP Holdings.

Lo más leído