“Los países emergentes representan hoy una alternativa real a Europa o EE. UU.”


“Aunque actualmente las valoraciones de las acciones me parecen menos interesantes, estructuralmente los países emergentes tienen una tendencia al alza. En más de un aspecto, su situación económica es mejor que la de los países desarrollados. Las razones son un endeudamiento público a menudo menos fuerte, tasas de crecimiento elevadas o incluso muy elevadas y un contexto político en vías de estabilización. Todos estos elementos deberían tener un efecto positivo a largo plazo en estas regiones. Los países emergentes representan hoy en día una alternativa real a Europa o Estados Unidos”, asegura Marc Erpelding, gestor del BL-Emerging Markets.

Según explica Erpelding en una entrevista, el fondo de BLI-Banque de Luxembourg Investments acaba de cumplir cinco años con una rentabilidad desde su lanzamiento del 30%. El éxito de este comportamiento lo encuentra en la estrategia adoptada. “Seguimos un proceso de inversión claramente estructurado, que combina la búsqueda sistemática de empresas de calidad e infravaloradas y que no tiene en cuenta la composición de ningún índice. También incluimos la posibilidad de incorporar títulos de deuda emitidos por países emergentes. Gracias a este método flexible, la relación rentabilidad/riesgo de la cartera es mejor que la de un fondo de acciones puro de países emergentes”, asegura.

“Si las valoraciones me parecen menos interesantes en lo que respecta a las acciones, reduzco la ponderación y la aumento en el caso contrario. En cierta medida, la ponderación de las obligaciones resulta del reparto de acciones. Para este fondo, considero los bonos del Estado de países emergentes gestionados en otros fondos de la firma como un sustituto de liquidez. Así pues, los riesgos de divisas, de duración, de crédito y de liquidez están limitados”, indica. Pero, en un universo de inversión tan amplio, ¿cómo encontrar las mejores oportunidades de inversión?

Metodología y mercados más interesantes

“Tres o cuatro veces al año participo en grandes conferencias sobre inversión, donde me reúno con los directivos de empresas. Sin embargo, la mayor parte de mi trabajo consiste en leer informes financieros y los resultados de investigación de los agentes”, señala el experto. En este sentido, Erpelding destaca que el equipo de gestión no ha sufrido ningún cambio estructural en más de diez años y goza de una gran estabilidad. Actualmente, el fondo invierte mayoritariamente en Asia, excluyendo Japón.

“En efecto, las empresas que cumplen con nuestros criterios de selección se encuentran sobre todo en el mercado asiático. Latinoamérica también dispone de sociedades muy interesantes, pero la selección está un poco limitada para nosotros ya que los mercados sudamericanos están dominados por los sectores de la energía, las materias primas y la banca, y nuestra metodología de selección no suele contemplar las sociedades que operan en esos sectores”, asegura el gesto.

“Nos centramos en la calidad de la empresa considerada. Los criterios principales son un buen posicionamiento en el mercado, una ventaja competitiva duradera, una reducida intensidad capitalista, un balance sólido, márgenes elevados y la rentabilidad de las inversiones. A partir del análisis de los puntos fundamentales establecidos por BLI, compro estas acciones de calidad, siempre que las cotizaciones en bolsa ofrezcan un margen de seguridad con respecto al valor intrínseco que he calculado para la empresa”, señala el experto.

Archivos adjuntos

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas