Los países donde los fondos bursátiles pesan más son también los que más pierden en 2011


Casi todas las categorías de fondos de inversión están sufriendo por doble vía. Por un lado, los inversores siguen reembolsando dinero y por otro, se ven castigados por unos mercados que están sucumbiendo al pánico ante la continuidad de la crisis de deuda en Europa. Pero no todos los fondos sufren con la misma intensidad los envites de unos y otros, sino que el grado depende de su perfil. Así, en las últimas semanas, el castigo tanto de mercados como de inversores ha sido más pronunciado en los productos que invierten en renta variable.

 

De ahí que, dependiendo del perfil de su industria de fondos de inversión, los países europeos también están sufriendo con diferente intensidad esta crisis. Según los datos de Efama, la asociación europea de la industria de la gestión, entre los países que más han visto reducir sus activos bajo gestión en fondos, en el periodo comprendido entre enero y septiembre, están Reino Unido y Alemania, que han perdido el 10,8% y 11,1% de su patrimonio, respectivamente. Y es que ambos cuentan con un peso importante y mayoritario de los fondos de renta variable en sus mercados, del 43,6% y 57,3%. Entre los mercados con mayor cuota de los productos bursátiles con respecto al total de la industria de la inversión colectiva se sitúan también Eslovenia (64,1%), Suecia (57,7%), Noruega (49,7%), Bélgica (43,4%) y Holanda (40,1%).

 

Los mercados más orientados a la renta fija son Austria (54,4%), Dinamarca (61%) y España, donde el 45,8% de sus activos en fondos están en el mercado de deuda. Esta idiosincrasia ha permitido que los fondos españoles hayan visto reducir su patrimonio de enero a septiembre en un 7,1%, porcentaje que se sitúa por debajo de las caídas de los mayores mercados de fondos, como Luxemburgo, Francia, Reino Unido, Alemania o Italia, según los datos de Efama.

 

Retirada de los monetarios

Por otro lado, los países con una fuerte participación de los productos monetarios también han sufrido con especial intensidad, sobre todo ante la decisión de los inversores de retirar capital (44.000 millones de euros en los nueve primeros meses del año, según Efama) como consecuencia de la fuerte competencia de otros vehículos como los depósitos o la inversión directa -por ejemplo, en una deuda pública con rentabilidades disparadas en algunos países-.

 

Entre ellos destaca Francia, donde los productos monetarios ocupan el 33,6% del mercado y donde se ha producido una verdadera sangría de capital. Así, el país ha visto reducir su patrimonio total de fondos de inversión en un 10,7% de enero a septiembre. Otros mercados con un fuerte peso de estos fondos son Bulgaria (37,5%), Grecia (57,1%), Rumanía (44,9%), Eslovaquia (48,6%) y sobre todo Turquía, donde los productos monetarios representan el 76,1% de su industria de fondos.

 

Para ver los datos completos, acceda al archivo adjunto.

Noticias relacionadas

Lo más leído