Los ocho mandamientos de la inversión en megatendencias


Numerosas gestoras suelen dedicar bastante tiempo y recursos a la detección de tendencias y megatendencias de inversión. Si el análisis es correcto, pueden conseguir un posicionamiento oportuno en valores ganadores y explotar ideas que pueden seguir siendo válidas durante años, incluso décadas. Algunas de las megatendencias más populares actualmente son el envejecimiento de la población, la digitalización de negocios o el consumo en países emergentes.

“Cuando se invierte en tendencias, suele ser más fácil evitar a los perdedores que encontrar a los ganadores”, afirma Henk Grootveld, responsable de Inversión en Tendencias de Robeco. El experto justifica este acercamiento al indicar que “los perdedores del futuro son con mucha frecuencia los monopolios de hoy, negocios que son demasiado inflexibles o que tienen demasiado miedo de aprovechar una tendencia, especialmente si tiene que ver con la tecnología”. Para él, dos ejemplos clásicos son Kodak y Nokia.

Otra estrategia para invertir en tendencia puede ser “reconsiderar la inversión en proveedores, en vez de tratar de adivinar quién va a tener un golpe de suerte”, comenta Grootveld. Pone un ejemplo actual: “Es difícil determinar quién lanzará el primer coche auto pilotado del mundo. ¿Será Google, Tesla, Apple, o quizá un fabricante tradicional de coches? Pero lo que sí saben los inversores es que estos coches están llenos de sensores y se alimentan de electricidad, por lo que pueden invertir en fabricantes de sensores y baterías”.

Tres pilares para el Global Consumer Trends

Las tres tendencias que refleja actualmente el Robeco Global Consumer Trends Equities – que cuenta con el sello Consistentes de Funds People- son la digitalización a través del consumo, el consumidor emergente y la inversión en compañías con fuerte imagen de marca. Jack Neele, gestor del fondo, se fija en que “los consumidores están dedicando cada vez más tiempo a comprar bienes en internet a través de dispositivos móviles”. Relaciona esta tendencia con la de las marcas fuertes porque “las marcas fuertes también han desarrollado nuestro mundo digital de smartphones y tabletas, software, aplicaciones, motores de búsqueda y compra online en los últimos años”. Para Needle, son claros ejemplos compañías como Apple, Google, Facebook o Amazon.

El otro nexo de unión que detecta Neele es el del camino opuesto: compañías con una imagen de marca consolidada que dan el paso al mundo digital para desarrollar nuevas ventajas competitivas. El gestor se refiere a compañías que implementan técnicas digitales de una forma innovadora, y que van más allá del espectro tecnológico; Neele cita nombres como Disney, Starbucks o Nike: “Nike pone un chip en sus zapatillas para correr que se comunica con Nike Plus, una app que está en tu smartphone, tu tableta o tu ordenador. El portador puede ver la ruta exacta por la que ha viajado, incluyendo la distancia y el tiempo. Esta información puede ser compartida con amigos a través de redes sociales como Twitter o Facebook”. El racional del gestor es que Nike ha desarrollado esta tecnología para “tener acceso directo a sus consumidores”; no compite por calidad de producto, sino por conseguir este acceso. “Nike te indica cuando es el momento de cambiar de zapatillas, lo que también ha tenido un efecto positivo sobre las ventas de la compañía”, concluye el gestor.

Guía para invertir en tendencias

Para poder ser capaces de capturar estas y otras tendencias y poder expresarlas a través de ideas de inversión tangibles, los expertos de Robeco condensan todos los comentarios y ejemplos anteriores en una guía con ocho consejos para identificar tendencias futuras y poder beneficiarse de ellas.

  1. No subestime la velocidad de una tendencia.

“Las tendencias de inversión suelen estar plagadas de grandes anuncios de autobombo publicitario (hype), que no significan necesariamente que algo no sea real, sólo que está exagerado. La tendencia subyacente hacia la digitalización continuará, pero en muchas áreas sucederá de forma bastante gradual”, detallan desde la gestora.

  1. No cometa el error de pensar que el mundo occidental va por delante

“En lo que se refiere a la aplicación de técnicas digitales a bienes de consumo, EE.UU. está a kilómetros a distancia. Pero China está todavía más lejos en lo que respecta al comercio electrónico. No hay muchas tiendas en el interior de China y por eso todo el mundo compra online”, indica Neele”. Éste recuerda que, habitualmente, los países emergentes suelen saltarse algunas fases en la evolución tecnológica. Por ejemplo, en muchos países de África sus habitantes han pasado de no tener teléfono a tener un Smartphone. “Podría suceder lo mismo cuando se introduzca la energía solar”, afirma el gestor. Éste indica que Europa “es pionera en el campo de desarrollo de aplicaciones digitales para la industria manufacturera”.

  1. No busque los ganadores, evite los perdedores

Este consejo remite al comienzo de este artículo, y Neele considera que es especialmente importante tenerlo en cuenta “cuando una tendencia aún no ha llegado a la fase de maduración”.

  1. Utilice una estrategia de “pico y pala”

El gestor se refiere a la eventualidad de que, si el inversor no es capaz de identificar a los ganadores de la tendencia, entonces es mejor que se centre en los proveedores, como ya se ha comentado previamente.

  1. Mire si las compañías están aprovechándose de tecnologías digitales

“Las compañías que son interesantes desde una perspectiva de inversión tienen una rotación predecible y crecimiento de los beneficios. Pero esto no es suficiente. Las compañías exitosas utilizan tecnología digital, por ejemplo, para crear un canal adicional de ventas (tienda online o app junto con la tienda física), un nuevo servicio, o para comunicarse con los clientes”, resume Neele.

  1. Revise las plantillas.

El gestor se refiere a que el inversor debe realizarse preguntas de este tipo: ¿Ha contratado la compañía a programadores o analistas de datos? Esta clase de trabajadores pueden implementar datos digitales para crear y reforzar la relación de la empresa con sus clientes, y para conseguir ideas para desarrollar nuevos productos y servicios.

  1. Busque compañías dispuestas a equivocarse

El experto valora positivamente a aquellas compañías que hayan creado laboratorios para testar nuevos bienes y servicios, en los que “a los empleados se les ha dado permiso para fracasar”. ¿Por qué es importante este consejo? “El miedo al fracaso es la mayor amenaza a la innovación”, afirma Neele.

  1. Compruebe que las compañías hagan autocrítica

“Las compañías innovadoras y de éxito primero se preguntan a sí mismas por qué están haciendo lo que hacen. Sólo entonces responden preguntas sobre qué están haciendo y por qué lo hacen”, concluye el gestor.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente