Tags: Europa | EE.UU |

Los nuevos cuadros macroeconómicos del BCE y la Fed


Tanto el BCE como la Reserva Federal de Estados Unidos han puesto las cartas boca arriba. Mario Draghi anunció que el ritmo de las compras de activos se reducirá a la mitad a partir de octubre, hasta los 15.000 millones de euros al mes, y que estas cesarán por completo a finales de año, mientras que Jerome Powell ha subido la tasa objetivo de los fondos federales hasta un intervalo del 1,75-2%, con un tono en su declaración y en sus previsiones económicas más duros que en las reuniones de mayo y marzo, respectivamente.

Según explica Karen Ward, jefa de estrategia de mercados para EMEA de J.P.Morgan AM, el BCE tomó su decisión como consecuencia de sus nuevas previsiones. Las expectativas para el crecimiento del PIB en 2018 se rebajaron del 2,4 al 2,1%, y para los años posteriores se mantuvieron sin cambios. Las expectativas para la inflación de este año y el próximo se revisaron al alza gracias al reciente encarecimiento del petróleo. Sin embargo, se espera que continúe por debajo del objetivo —en el 1,7%—en 2020, lo que pone de relieve la necesidad de la continuidad de una política acomodaticia.

Captura_de_pantalla_2018-06-15_a_las_17

Por su parte, en Estados Unidos el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) actualizó su valoración tanto del crecimiento económico como del mercado laboral. Esto refleja la realidad de que los datos publicados apuntan a un crecimiento del PIB real en el segundo trimestre cercano al 4% y revelan un desplome de la tasa de desempleo hasta sus niveles mínimos desde diciembre de 1969.

En sus previsiones económicas, el FOMC se rindió a la realidad, elevando ligeramente sus previsiones para el crecimiento económico y la inflación y recortando sus previsiones para la tasa de desempleo. Sin embargo, cabe señalar que la Fed ha mantenido su previsión de crecimiento sostenible a largo plazo del 1,8% y que ninguno de los 15 gobernadores y presidentes de los bancos regionales del banco central prevé una tasa de crecimiento real del PIB a largo plazo fuera de un rango del 1,7-2,1%, indica David Kelly, estratega jefe global de la gestora americana.

Captura_de_pantalla_2018-06-15_a_las_17

Por lo que respecta a sus previsiones para los tipos de interés, el FOMC revisó el número de subidas de tipos previstas de tres a cuatro para 2018 y de dos a tres para 2019, lo que refleja un endurecimiento de postura. La Fed marcó otros dos cambios al anunciar que solo iba a subir los intereses de la tasa sobre el exceso de reservas (IOER) en 20 puntos básicos y que comenzará a celebrar una rueda de prensa después de cada reunión en 2019. Sin embargo, en su rueda de prensa el presidente Powell señaló que no se debe considerar que estos cambios suponen indicación alguna con respecto a la trayectoria futura de la política monetaria.

Empresas

Noticias relacionadas