Los monetarios europeos captan dinero pese a sus dificultades para obtener rentabilidad


Los fondos monetarios europeos han captado 8.000 millones de euros de enero a agosto según los últimos datos de Lipper Thompson Reuters, y 13.600 millones, según la asociación europea Efama –con información sobre el 99,6% de los activos bajo gestión en el continente–. Además, estos productos son el segundo mayor contribuyente a los flujos positivos del total de fondos regulados en lo que va de año, después de los de renta fija.

Los inversores retiraron 18.000 millones en julio, después de que el BCE se lo pusiera más difícil para obtener rentabilidad, al bajar los tipos de interés y dejar sin remuneración los depósitos de los bancos en la institución –fuente tradicional de rentabilidad–, pero volvieron a los monetarios en agosto, con entradas que Lipper sitúa en 9.000 millones y Efama en 11.000. Aunque desde la bajada de tipos el 1 de julio los fondos sufren reembolsos de más de 7.000 millones, los últimos datos muestran que vuelve el apetito por estos productos, a pesar de las dificultades que afrontan para ofrecer rentabilidades atractivas. Así, en los últimos dos meses los fondos monetarios de la UE ofrecen retornos de entre el 0,02% y el 0,25% dependiendo de la divisa en que estén denominados, según datos de Lipper Thomson Reuters.

La decisión del BCE les complica el logro de retornos, lo que obligó a muchas gestoras a hacer limitaciones temporales de entradas en sus productos en julio, debido a que la entrada de capital que ha de ser invertido con las nuevas condiciones de mercado perjudica a los partícipes ya existentes. Así, la situación condena a los fondos que invertían en depósitos a ofrecer menores ganancias a menos que den un giro en sus inversiones. Por ello, algunas gestoras, como Amundi, Pictet AM o Groupama AM, han recurrido a armas como aumentar el plazo de sus inversiones o buscar otras fuentes adicionales de rentabilidad en alta calidad como alternativa a los depósitos; por ejemplo, en el norte de Europa.

Las claves

Esos esfuerzos de algunas gestoras por mantener atractivas rentabilidades explican en parte la continuidad de las captaciones. Ed Moisson, responsable de Análisis de Reino Unido y transfronterizo de Lipper Thomson Reuters, señala otros dos factores. En primer lugar, la mayoría de activos de estos fondos están registrados en Luxemburgo, Irlanda o Francia y son utilizados no sólo como una clase refugio sino también por parte de los inversores institucionales para sus operaciones de tesorería, aunque a menudo por cortos periodos de tiempo y de forma cíclica.

Además, la actividad de entradas en los ocho primeros meses ha dependido de la divisa, ofreciendo a los inversores la posibilidad de refugiarse en aquellas que ven más fuertes. Así, ha sido muy positiva en fondos denominados en libras esterlinas y francos suizos (con 17.600 millones y 1.400 millones de suscripciones netas), a pesar de que su rentabilidad en lo que va de año es de solo el 0,5% y 0,3% respectivamente. Los flujos han sido negativos en los de dólares (con salidas de 7.600 millones), que ofrecen una rentabilidad de enero a septiembre del 0,4%. También en los de euros ha salido capital, 2.100 millones, aunque su rentabilidad es la más alta en el periodo, del 1% según Lipper.

Fondos monetarios de la UEDenominados en eurosEn librasEn dólaresEn francos suizos
Rentabilidad en agosto y septiembre (%)0,250,07390,03570,0185
Rentabilidad de enero a septiembre (%)1,00710,49190,36520,2877
Fuente: Lipper Thomson Reuters

 

Siguen las entradas en renta fija

De enero a agosto, los fondos de largo plazo europeos (exceptuando los monetarios) captaron más de 100.000 millones (103.400, según Lipper y 114.500, según Efama), gracias sobre todo a la aportación de los fondos de renta fija (132.200 millones). En el último mes, los fondos de largo plazo atrajeron 13.000 millones según Efama y 15.500 según Lipper, gracias de nuevo al atractivo de la deuda, con flujos positivos cercanos a los 20.000 millones, ligeramente por debajo de julio.

Los mixtos captaron 6.000 millones, el doble que un mes antes, mientras los de renta variable exacerbaron los reembolsos, con 10.000 millones frente a los 3.000 millones de julio, encadenando su quinto mes consecutivo en números rojos. “El compromiso del BCE por hacer lo necesario para preservar el euro aligeraron las preocupaciones de los inversores en agosto, aunque continuaron retirando capital de la renta variable debido a los signos mixtos sobre la economía global”, explica Bernard Delbecque, director de Economía y Análisis de Efama

En total, los fondos regulados captaron algo más de 24.000 millones en el mes, cuadruplicando el dato de julio gracias a la aportación de los monetarios. En lo que va de año suman 111.300 millones según Lipper y 128.100 según Efama. A finales de agosto, los activos en fondos UCITS alcanzaban 6,2 billones, el 0,3% por encima de julio, un crecimiento algo menor al de los fondos no regulados. Éstos incrementaron su patrimonio un 0,5% en agosto, hasta los 2,46 billones, según Efama, gracias a entradas de 5.000 millones –4.000 de ellos aportados por los fondos especiales reservados a institucionales–.

Archivos adjuntos

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído