Los monetarios de EEUU eliminaron su exposición a bancos españoles el verano pasado


Los fondos monetarios estadounidenses parecen decididos a cortar de raíz las vías de transmisión de la crisis europea, canalizadas a través de la inversión en bancos europeos, como advierten instituciones como IOSCO, el FMI o la Reserva Federal estadounidense. Si desde mayo de 2011 la exposición a bancos de la eurozona ha caído un 63%, la del el continente en conjunto se ha reducido en un 51%. Los bancos de los países cuya exposición se ha recortado con más fuerza son los franceses, donde las posiciones han caído el 81%, lo que quiere decir que, de cada 10 euros invertidos por los fondos monetarios de EEUU en bancos del país, ahora solo quedan dos euros, según los datos de Fitch en su informe “US Money Fund Exposure and European Banks: Holding Pattern”, con datos en dólares.

El siguiente país más afectado es Alemania, a cuyos bancos los fondos han reducido su exposición en un año en un 47%, seguido de los británicos (-46%) y los escandinavos, con una merma del 43% en los últimos doce meses. Así las cosas, las mayores posiciones de bancos europeos, que en conjunto pesan el 30% en los fondos monetarios de EEUU, son para las instituciones financieras de Reino Unido, con el 6,4%, Suiza, con el 6%, Holanda, con el 5,7%, países nórdicos, Alemania (4,2% cada uno) y Francia (3,3%).

En este contexto, el peso de los bancos españoles suma cero. Los gestores de los fondos monetarios, que habían llevado la exposición a máximos de los últimos cinco años a finales del primer semestre de 2009, cuando pesaban el 3,2%, eliminaron la posición en verano del año pasado. Una postura que han mantenido desde entonces, con datos a finales de abril de 2012. En esta línea, los gestores también eliminaron la exposición a Italia en el mismo momento, mientras ya habían tomado identica medida con Irlanda y Portugal, vendiendo su exposición en la primera mitad de 2010.

Como contrapartida, los fondos monetarios han incrementado la exposición a entidades financieras de países que consideran fuera del riesgo en que incurre la Europa periférica. Así, la inversion a bancos suizos ha aumentado el 24% en un año, y a los canadienses, en un 19%. También a los japoneses, con un 62% más de exposición que doce meses antes. Así, entre bancos canadienses, australianos y japoneses suponen el 30% de los activos bajo gestión de los monetarios estadounidenses, igual que todos los europeos juntos. En total, los bancos canadienses pesan el 11,6%, los australianos suponen el 8,5% de la exposición de los monetarios y los de Japón el 9,2%, mientras la exposición a bancos estadounidenses es del 10,9%.

Por nombres individuales, las mayores posiciones son para Barclays (3,4%), Bank of Nova Scotia (3,35), National Australia Bank (3,1%), Royal Bank of Canada (3,1%), Credit Suisse y UBS, con el 3% estas dos últimas. JP Morgan Chase, Rabobank, Deutsche Bank, Bank of America y Bank of Toyo Mitsubishi pesan más del 2,5%.

Los fondos han incrementado también el peso en bonos del Tesoro, en un 68%, mostrando así una postura mucho más defensive que hace meses. A finales de abril, pesaban el 12,7%, y junto con las agencias, suponían el 21% de sus activos, muy por encima del 5% que representaban antes de la crisis, a cierre de 2007.

En total, los activos de los fondos monetarios se distribuyen en un 40% en deuda de bancos de EEUU, Australia, Canadá y Japón, un 30% en Europa y un 21% en deuda del Tesoro y agencias, según el informe de Fitch.

Noticias relacionadas

Lo más leído