Los mercados necesitan un QE3 y una bajada de tipos en la eurozona según Aspain 11


Para Carlos Heras, consejero delegado de Aspain 11, los mercados están inmersos en la mayor crisis desde la quiebra de Lehman Brothers, en parte debido a que “estamos en un mundo, en donde las decisiones adoptadas por Tichet  y por los máximos mandatarios a nivel mundial, llegan tarde y faltan medidas por adoptar para que el mundo se reorganice”. Desde la EAFI consideran necesario una tercera ronda de medidas de relajación monetaria en EEUU o QE 3 por parte de la Fed para que las economías  vuelvan a despegar nuevamente y para evitar la recesión.Y en Europa, que el BCE no sólo compre deuda, sino que baje los tipos.

“Hemos visto reticiencias a realizar una QE3, y si eso sumamos las luchas y discrepancias entre republicanos y demócratas, llegamos a la conclusión de la mala praxis de los máximos mandatarios envueltos en reuniones sin darse cuenta, que deben adoptar decisiones rápidas dando un mensaje de transparencia al mercado para encaminar de la mejor manera una recuperación porque de lo contrario, entraremos en un largo período de estancamiento con posible recesión global”, explica Heras.

Y es que explica que, “si nos paramos a analizar la evolución del S&P 500 en  toda la historia durante  la primera semana de agosto, llegamos a la conclusión que ha sido la peor semana vivida histórica”, debido a que todos los índices bursátiles muestran la preocupación por el débil crecimiento económico. En su análisis, explica cómo la brusca caída vivida en los cinco primeros días de agosto con una inapreciable bajada de un 7,19% la pone a la cabeza de las caídas desde 1928.  “Lo interesante de los datos es ver la medida de recuperación del índice hasta final del año. Si nos basamos en datos estadísticos, la probabilidad de acabar en positivo es cercana al 70% dado que en la mayoría de las ocasiones el año acaba en positivo de forma notoria. Cabe recordar, no obstante, que lo que estamos viviendo es totalmente extraordinario dado que nunca hemos visto parangón en una crisis sistémica de deuda tan profunda”. A todo ello se une la alta volatilidad, la más alta en dos y medio en el índice alemán Dax.

Con respecto al a crisis de deuda periférica, aunque el BCE está comprando deuda, en la EAFI creen que la decisión llega tarde, ya que el mercado no se para a valorar esta situación. “No queda más remedio que aguantar la volatilidad dado que la tendencia es claramente bajista. Para nosotros, la gravedad de la situación no sólo requiere compra de deuda por parte del BCE sino una bajada de tipos en la zona euro, ya que los datos adelantados muestran que la economía se ralentiza de forma importante”, explica.

Con todo eso, Heras cree que las decisiones a adoptar en las carteras de inversión se basan en el incremento por partes de la exposición a bolsa, espaciando las entradas y centrándose en empresas con buenos fundamentales, huyendo de activos de deuda y de depósitos –pues  descuenta quiebras del sector financiero-. También el incremento de estrategias neutrales y la reconversión de la cartera incrementando el riesgo poco a poco al estar infraponderada en renta variable, aumentando también la diversificación, aunque mantienen posiciones compradas.

Lo más leído