Los mercados emergentes, aún un excelente tema de inversión a largo plazo


En los últimos tres meses, las compañías infravaloradas y con un enfoque de rentabilidad por dividendo fueron las que mejor se comportaron después de que haber sido ampliamente ignoradas en los últimos tres años. Esto representa una fase de puesta al día con los títulos de crecimiento. Con unos rendimientos tan bajos en la renta fija, las empresas con enfoque de rentabilidad por dividendo resultan hoy mucho más atractivas que los bonos. En esta misma línea, las compañías que más nos gustan son muy sólidas e incrementan sus dividendos de forma recurrente.

La historia de los mercados emergentes, no obstante, ha sufrido en el pasado reciente en el medio de unas preocupaciones cada vez mayores. Las expectativas sobre estímulos económicos en China se han visto frustradas. Brasil claramente se está desacelerando debido a un petróleo más barato y a pesar de unos préstamos mucho mayores. India y Rusia se enfrentan a altos niveles de inflación. En definitiva, en todas estas regiones la situación es un poco menos optimista para los próximos meses, incluso aunque los países emergentes siguen siendo una excelente inversión a largo plazo. 

Por último, no prevemos una recuperación masiva en el mercado de fusiones y adquisiciones, pues las compañías prefieren devolver dinero a los accionistas. Sin embargo, el volumen de operaciones es estable y los anuncios regulares son suficientes para batir al mercado y para producir ingresos no correlacionados. Las empresas que podrían ser objeto de una compra, es decir, las potenciales “presas”, constituyen hoy en día la principal apuesta habida cuenta de que seguimos siendo muy exigentes con los fundamentales de las compañías. Al final, la paciencia siempre compensa.

Profesionales
Empresas

Lo más leído