Los menores temores al "fiscal cliff" y las perspectivas chinas insuflan optimismo a 2013


Los gestores tienen ahora menos miedo a las consecuencias del abismo fiscal en Estados Unidos y vuelven a confiar en la recuperación de la economía global para 2013, según los resultados de la última encuesta de BofA Merrill Lynch correspondiente a diciembre y en la que participaron 255 profesionales con 664.000 millones de dólares de patrimonio bajo gestión.

En total, el 40% considera que la economía mundial se fortalecerá el próximo año, seis puntos más que en noviembre y el doble que en octubre. Y es que el número de inversores que ven el ajuste fiscal estadounidense como el mayor riesgo ha caído hasta el 47%, desde el 54% de noviembre. Con todo, sigue siendo la preocupación número uno.

Pero el optimismo sobre China, en niveles récord desde que se elabora la encuesta, está pasando a primer plano para los gestores, de forma que vuelven la mirada hacia los mercados emergentes, su región favorita para invertir: el 38% de los asignadores de activos sobreponderan la renta variable de la región, el doble que en septiembre. “El optimismo está de vuelta en China, mientras los políticos de otras partes del mundo ponen trabas. Pero si el optimismo va a ganar una victoria decisiva, necesitamos evidencias de que la economía se acelera”, comenta Michael Harnett, estratega de inversión en BofA Merrill Lynch Global Research.

¿Optimismo excesivo?

Y es que las dudas persisten, pues los analistas advierten sobre un optimismo excesivo, principalmente sobre las expectativas de beneficios: las perspectivas mejoran por tercer mes seguido, pues el 11% de los inversores confía en la recuperación de los mismos y disminuyen los que creen que su crecimiento será menor al 10%, con un 64% pensando que las compañías de todo el mundo están invirtiendo demasiado poco. Ello también conduce a una menor preocupación por los dividendos y las recompras de acciones.

Por eso algunos dudan de que estas expectativas sean las correctas, lo que favorece los activos con mejor valoración. “Mientras sigan las preocupaciones, es probable que las valoraciones atractivas de la renta variable europea atraiga a los gestores globales”, dice John Bilton, estratega de inversión europeo de la entidad. Ahora, el número de asignadores de activos que sobreponderan las bolsas de la eurozona es del 7% en términos netos, desde el 1% de noviembre, mientras los que sobreponderan EE. UU. se han reducido.

on respecto a Japón, el pesimismo se ha moderado: el 20% infrapondera su bolsa, frente al 34% de un mes antes. El 17% lo infrapondera de cara a  2013, la mitad que en noviembre.

En términos sectoriales, los inversores han mantenido un sentimiento favorable al riesgo, a través de un incremento de las posiciones en sectores cíclicos como consumo discrecional o industriales, si bien el sector favorito sigue siendo uno defensivo, el de farmacia.

Mejores condiciones de liquidez

Un optimismo que se abre paso gracias también a las condiciones de liquidez, las mejores desde mayo de este año según los inversores. En total, el 23% las tilda de positivas, frente al 13% de noviembre, una mejora que dura ya tres meses seguido gracias a los esfuerzos de los bancos centrales del mundo desarrollado.

Noticias relacionadas

Lo más leído